08|8|2022

El tarjetazo es otra medida "puntual y momentánea", asegura el Gobierno

26 de noviembre de 2021

26 de noviembre de 2021

La portavoces Cerruti aseguró que responde a la necesidad de "superar un obstáculo", aunque no precisó cuál, y dio las (no) opciones para viajar al exterior.

La portavoces de la Presidencia, Gabriela Cerruti, dijo este viernes que la decisión del Banco Central de prohibir el financiamiento de las compras con tarjetas de crédito de pasajes y servicios de turismo en el exterior es "una medida puntual y momentánea" destinada a "superar un obstáculo", sin precisiones sobre la naturaleza de ese escollo. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Desde la Casa Rosada, Cerruti manifestó que la disposición financiera está destinada a "cuidar" el proceso de "crecimiento y reactivación económica" luego de la crisis económica de "los cuatro años del macrismo, los dos años de la pandemia y las negociaciones para poder resolver la deuda externa". "Nos taca hacer un esfuerzo más para superar este obstáculo", agregó. 

 

"Se va a poder seguir viajando", aseguró Cerruti, aunque "en algunos casos habrá que esperar unos meses" y, en otros, "se podrá financiar de otra manera con la tarjeta de crédito". En este sentido, le envió un mensaje a "algunos periodistas" y a la "oposición": "Seamos responsables. No generemos pánico ni terror. Vamos a seguir viajando".

 

Según la disposición del Central, esas otras maneras serán sin cuotas o pagando un interés del 43%, similar al que aplican las tarjetas para los saldos del pago mínimo de los resúmenes mensuales. 

 

La medida "viene a cuidar el rumbo" de la economía argentina, dijo la portavoces y señaló que el Gobierno "se está teniendo que hacer cargo de la más grande negociación de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda más grande que se tomó" durante el gobierno de Mauricio Macri. "Necesitamos fortalecer el consumo y el mercado interno para llevar más trabajo, salud y educación a los argentinos y argentinas", profundizó.

 

Este jueves, a través de la Comunicación 7407, el BCRA informó a las entidades y emisoras de tarjetas que no podrán financiar en cuotas las compras de pasajes hacia otros países y otros servicios turísticos en el exterior. Además, precisó que "los pasajes de avión con destino dentro del territorio nacional se podrán financiar con tarjeta de crédito dentro de los programas de Ahora 12 impulsados por el Gobierno" y agregó que en la compra de boletos de avión "con destino al exterior se podrá financiar con tarjeta de crédito con una tasa de 43%".

 

La condición de "particular y momentánea" de la medida dispuesta por el Central choca, a priori, con los antecedentes de la última década argentina, signada por una saga de medidas "particulares y momentáneas" de restricción cambiaria que siguen rigiendo el sistema financiero, como el primer cepo, establecido en octubre de 2011 por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner; el supercepo, impuesto por Mauricio Macri en el final de su aventura en el poder, y el impuesto PAIS, creado por el presidente Alberto Fernández en el minuto uno de su estadía en la Casa Rosada.