19|1|2022

Concejos deliberantes, la única alegría para el FdT en Río Negro

15 de noviembre de 2021

15 de noviembre de 2021

Cuatro parlamentos renovaron parcialmente su estructura y el PJ logró imponerse en tres. A nivel provincial, el espacio esperará el escrutinio definitivo.

En una jornada histórica para el peronismo rionegrino, donde quedaba afuera de la definición por dos bancas a la Cámara de Diputados, las elecciones de concejales en algunas localidades significaron la única alegría del Frente de Todos. Aunque lejos estén de ser un bálsamo para la conducción provincial del espacio, estos resultados tranquilizan a los intendentes justicialistas que ponía en riesgo su gobernabilidad.

 

Este tipo de renovaciones suceden en instancias diferentes que se fueron dando a lo largo del año electoral y sucede cada dos años en los distritos que no poseen Carta Orgánica, como lo establece la ley provincial 2353 de 1989. Este domingo, les tocó a las localidades de Sierra Colorada, Coronel Belisle, Chichinales y General Enrique Godoy, la mayoría gobernadas por el peronismo.

 

En Sierra Colorada, comuna que gobierna Fabián Pilquinao, se impuso el FdT y se adueñó de la única banca en juego. La candidata del oficialismo municipal, Malena Miglierini, llegaba al 60% de los  votos contra el 40% de Juntos Somos Río Negro. Como explicó Letra P, Pilquinao es del sector que responde al experimentado legislador Alejandro Marinao, histórico representante en la Legislatura provincial de la Línea Sur. Desde su localidad, anclada a la vera de la ruta nacional 23, aportó a la lista justicialista este domingo.

 

El kirchnerismo se impuso también en Coronel Belisle, poblado del denominado Valle Medio, el territorio de influencia que tiene bajo su órbita el senador nacional Martín Doñate. Fernanda Rivadeneira, la elegida del  espacio K, obtuvo el 45,2% contra el 40,3% de JSRN, que candidateó a Carlos Luna. Allí hubo un reparto de bancas: Rivadeneira se adueñó de la presidencia del Concejo y Luna obtuvo representación en el cuerpo legislativo.

 

Por General Enrique Godoy, en el Alto Valle, se dividieron las bancas entre el peronismo y el espacio que conduce Alberto Weretilneck. El dato llamativo fue el porcentaje que alcanzó el Partido Obrero (PO), que terminó en el tercer lugar.

 

En Chichinales se impuso el FdT, con dos de las tres bancas en que había para renovar. Allí ganó cómoda la fórmula K Florencia Álvarez-Jorge González, que le sacaron ventaja a Nadia Liliana Fuentes. Tercera entró la Unión Cívica Radical (UCR), con apenas el 13% de los votos.

 

Con esta instancia definida, los ojos del kirchnerismo patagónico están puestos en la sede de la Justicia Electoral en Viedma, donde se realizará el escrutinio definitivo y se definirá si Aníbal Tortoriello (JxC) o Ana Marks ingresan a la Cámara de Diputados.