15|11|2021

El DNU 690, 14 meses después: luces y sombras de una jugada fuerte

25 de octubre de 2021

25 de octubre de 2021

La judicialización que hizo Clarín recortó el efecto de la medida. Aumentos por debajo de la inflación global y alcance limitado del Plan Básico Universal.

En agosto del año pasado, el Gobierno emitió el DNU 690 para aumentar la conectividad, controlar los aumentos en las tarifas y ofrecer un plan para los grupos sociales de menores ingresos. La judicialización de la medida condicionó su implementación, que muestra resultados grises. Por un lado, los precios de las tarifas de internet y la telefonía móvil se mantuvieron por debajo de la inflación general. Por el otro, los alcances del Plan Básico Universal (PBU) fueron limitados.

 

Según los datos del Ente Nacional de Telecomunicaciones (Enacom), hasta agosto de este año las empresas informaron que, a través del mecanismo del PBU, entregaron 5.047 prestaciones de telefonía fija, 353.214 servicios de telefonía móvil (que incluyen servicios de datos), 5.871 accesos de internet y 2.024 prestaciones de TV paga. Por otra parte, sólo hubo 246 reclamos por rechazos a la solicitud de planes. La telefonía celular fue el servicio más solicitado, por amplio margen. Consultado sobre estos resultados, Gustavo López, vicepresidente del Enacom, explicó que a estos accesos hay que sumarles alrededor de un millón de prestaciones de telefonía móvil que ofrece la firma Claro por el mismo valor a partir del lanzamiento del programa. “La evaluación es insatisfactoria, porque teníamos una expectativa mayor. Lo cierto es que esto está judicializado por algunas empresas, pero algunos cambios se produjeron”, expresó el funcionario.

 

El PBU fue lanzado en diciembre del año pasado por el Enacom para dar contenido al DNU 690, emitido cuatro meses antes. Ese decreto reconoció como servicios públicos esenciales y estratégicos en competencia a la telefonía (fija y móvil), internet y la TV paga. Además, congeló los precios de estos servicios hasta enero de 2021. El PBU incluye precios más bajos y descuentos en prestaciones mínimas de los cuatro rubros para ofrecer opciones accesibles a los sectores de menores recursos. Sin embargo, en febrero y mayo, dos fallos en fueros federales concedieron medidas cautelares en favor de una cableoperadora cordobesa y de la empresa Telecom (Grupo Clarín), donde las excluye del cumplimiento del decreto. Esto incluye las indicaciones referidas a la autorización de aumentos de precios minoristas y a las prestaciones básicas universales. Esta decisión judicial fue recientemente prorrogada por otros seis meses. La autoridad regulatoria espera que la Corte Suprema tome el reclamo que elevó para definir la constitucionalidad del decreto.

 

Según explicó López, las empresas enviaron por SMS las promociones del PBU a alrededor de cuatro millones de usuarios. Si se suman todos los accesos en todos los servicios brindados a través del plan hasta el momento, constituyen 9% de ese conjunto, pero el alcance es muy corto si se toman los diez millones de personas que el propio Gobierno identificó como posibles beneficiarias cuando lanzó la iniciativa.

 

Según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) de septiembre, el sector Comunicación (telefonía e internet) registró aumentos que quedaron siete puntos abajo de la inflación general acumulada en 2021 (30,7% frente a 37%). En relación al mismo mes del año pasado, el sector mostró una evolución de precios que quedó más de 20 puntos por debajo de la inflación general: 29,8% frente a 52,5%. En esa variación anualizada es el segundo rubro con menores aumentos. En esto influyó el congelamiento de precios impuesto por el DNU 690 para los últimos tres meses del año pasado y los límites tarifarios planteados por la autoridad regulatoria. Hasta julio de este año, el Enacom autorizó subas de 20% en la telefonía celular y de 15% en internet y TV paga para los grandes prestadores. Para las empresas pymes y cooperativas, que no habían registrado aumentos en 2020, se habilitó un incremento de hasta 27,5% (que no incluye a la telefonía móvil pues no son prestadores). La inflación del rubro Comunicación informada por el INDEC supera estas cifras debido al incumplimiento de estos límites por parte del Grupo Clarín, principal prestador del país en telefonía móvil, internet y TV Paga. “Si bien hay algunas empresas que aumentaron por encima de lo que permitimos, en infracción, el DNU 690 tuvo resultados porque, en el global, aumentaron menos que otros rubros”, interpretó López sobre los posibles motivos del crecimiento contenido de las tarifas.

 

Bajo este contexto regulatorio, durante el último año creció la conectividad en el país, aunque queda una ardua tarea pendiente para hacer más igualitario ese avance. El INDEC informó en septiembre un crecimiento de 4,2% en los accesos a internet fija (en casas y establecimientos) respecto al segundo trimestre de 2020, con un total de 7.760.859 servicios. En internet móvil (teléfonos celulares), la suba fue de 7,6%, con 32.751.894 accesos registrados.

 

Se espera que en diciembre se realice una nueva revisión tarifaria. También quedó pendiente la elaboración de una fórmula orientativa para definir un precio minorista justo, equitativo y razonable de estos servicios. Como en otras medidas del Gobierno, luego de un anuncio rimbombante, la iniciativa careció de un empuje permanente y decidido. A esa situación contribuyeron las impugnaciones judiciales. Tal vez un nuevo ciclo de difusión masiva de la propuesta pueda acercar los resultados a las expectativas.