13|11|2021

Un técnico dialoguista de la cantera Kicillof para el Bapro

22 de octubre de 2021

22 de octubre de 2021

Abogado y académico, el flamante director de la entidad cosecha elogios a los dos lados de la grieta: “Es un hombre de diálogo”. Semillero K y pasión bostera.

Con la aprobación (por unanimidad) en el Senado bonaerense del pliego de Alejandro Formento para ocupar el cargo de director, el gobernador Axel Kicillof logra sacar al Banco Provincia de la parálisis en la que había quedado por falta de cuórum, tras la salida de Juliana Di Tullio, quien dejó el cargo para asumir la banca de senadora nacional que, a su vez, dejó Jorge Taiana al ser nombrado ministro de Defensa. El hombre elegido por el mandatario tiene un perfil técnico, amplia experiencia en entidades financieras y "buen diálogo" a ambos lados de la grieta.

 

Formento es abogado, con posgrado y máster en Economía y Derecho y fue profesor de la Universidad Nacional de Moreno y la Universidad Nacional de Avellaneda.

 

Llegó al equipo de Kicillof de la mano de Juan Cuattromo, actual presidente del Banco Provincia, con quien tiene una relación de larga data. “En lo único que no se llevan bien es con el fútbol, Alejandro es hincha de Boca”, bromean en su entorno.

 

Ocupó cargos en el Banco Central mientras el gobernador fue ministro de Economía de Cristina Kirchner entre los años 2013 y 2015 y diversos cargos públicos, destacándose el de jefe de Gabinete de asesores de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (2014) y director del Banco Central de la República Argentina (BCRA) durante el año 2015. 

 

Con el retorno del peronismo al gobierno nacional y provincial, en enero de 2020 volvió a trabajar junto al gobernador. En enero fue nombrado asesor de la presidencia, pero a menos de un mes fue ascendido a presidente de Provincia Microcréditos, cargo que ocupa hasta la actualidad. Es, además, director de la Red Link.

 

En diálogo con Letra P, uno de los directores de la entidad calificó a Formento como una persona “de muy buen diálogo y competente” que tiene conocimiento del funcionamiento del banco y celebró fundamentalmente la “normalización” del directorio. “Necesitábamos que vuelva a funcionar el directorio, la situación se había vuelto muy complicada, el Banco no podía dar créditos, resolver contratos de personal, cuestiones administrativas, era fundamental volver a tener cuórum”, señaló.

 

En Juntos también ven con buenos ojos su designación, pese a que mantienen el reclamo por el nombramiento de los directores que, afirman, les corresponde. “Es un profesional, con quien se puede hablar, alguien que conoce el palo y con el que creemos se va a poder trabajar bien en el Banco”, afirmó a Letra P un dirigente opositor.

 

Kicillof ya había enviado el pliego de Formento al Senado en diciembre de 2019. Sin embargo, Juntos hizo pesar su mayoría en el Senado y no trató el expediente, que finalmente perdió estado parlamentario. El pasado 21 de agosto, el gobernador insistió con su candidato luego de la salida de Di Tullio e inició las negociaciones que dieron frutos este jueves con la aprobación del pliego.

 

Como adelantó este medio, luego de la salida de Di Tullio del directorio para asumir una banca en el Congreso, el organismo de crédito provincial quedó en una virtual parálisis por no contar con el cuórum necesario para sesionar. Según la Carta Orgánica, el Banco Provincia no puede otorgar créditos por sumas superior a 150 millones de pesos si no es autorizado por mayoría del Directorio; ni renovar contratos con prestadores de la entidad o realizar nombramientos de determinados funcionarios, entre otras tareas.

 

De los ocho miembros que debe tener el directorio del banco, actualmente hay sólo tres directores designados y se necesitan al menos cuatro para tener cuórum y sesionar. Además del presidente del organismo, Juan Cuattromo, el mismo está compuesto por Sebastián Galmarini, que responde a Sergio Massa; Humberto Vivaldo, hombre del intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares; y el único sillón de la oposición lo tiene el radical Diego Rodrigo. Desde que asumió Kicillof, hay cuatro vacantes que no pudieron llenarse por falta de acuerdo.