Pretemporada 2021

Chapadmalal, la burbuja estival de Kicillof

A diferencia de Olivos, es más residencia familiar que búnker político. Equipo técnico para reuniones virtuales, poca circulación y una sola visita premium.

“Intentamos que haya algo de descanso, pero estuvo muy activo con viajes por la provincia”, le cuentan a Letra P desde el entorno de Axel Kicillof. El mandatario pasa sus días en uno de los chalets destinados al gobernador dentro de la Unidad Turística Chapadmalal, contra el mar argentino, a 40 kilómetros de Mar del Plata. Allí estará hasta fin de mes junto a su familia. A diferencia de Olivos, que durante la pandemia se convirtió en una réplica de la Casa Rosada adonde Alberto Fernández mudó la mesa chica del poder, el lugar es más residencia familiar que búnker político. Nada de visitas, excepto la del Presidente.

 

En ese lugar, Kicillof recibió 2021 junto a su familia. Con perfil bajo, el mandatario busca preservar la burbuja familiar. Solo hay fotos en conferencias o actos de gestión que encabeza en diversos destinos turísticos. Allí tiene montado todo el equipamiento técnico para llevar adelante las videoconferencias, no hubo reuniones ministeriales. Prefiere trasladarse a ser anfitrión, aunque hizo una excepción: en la casona donde para las primeras semanas del año recibió al presidente Alberto Fernández y al jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero.

 

Con base en Chapadmalal, en lo que va de la temporada el gobernador visitó Mar Chiquita, Sierra de la Ventana, Mar del Plata (la localidad más próxima a su residencia de descanso), Monte Hermoso y Pinamar, para recibir la vuelta del tren; este martes estará en Villa Gesell para encabezar nuevamente la reunión semanal de seguimiento epidemiológico junto a intendentes de los distritos costeros.

 

Kicillof se instaló allí a fines de 2020 y pasó Año Nuevo al costado del mar. Se quedará hasta el 31 de enero. En el medio sigue gestionando. A veces viaja y hace una posta en la Casa de Gobierno, en La Plata, como ocurrió el miércoles pasada cuando luego de darse la segunda dosis de la vacuna Sputnik V recibió al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, y al jefe de la bancada oficialista de diputados, Máximo Kirchner. Fue un encuentro reservado del que se conoció poco y del que no trascendieron imágenes. El fin de semana ya estaba de vuelta en Chapadmalal junto a esposa y sus dos hijos.

 

El complejo, construido por el expresidente Juan Domingo Perón en 1947, incluye nueve hoteles. En ese predio está también la residencia de descanso presidencial, testigo de recordados momentos de la historia política nacional: desde la renuncia del fugaz presidente Adolfo Rodríguez Saa en la crisis del 2001 hasta los retiros espirituales que encabezaba el exmandatario Mauricio Macri junto a sus ministros -una lógica también adoptada por la antecesora de Kicillof, María Eugenia Vidal-, pasando por el encuentro entre el dictador Jorge Rafael Videla con un enviado del presidente estadounidense Jimmy Carter en el año 1980.

 

Mientras Kicillof hace base en Chapadmalal, buena parte de su gabinete sigue girando por la provincia, sobre todo por la Costa Atlántica. La semana pasada, Carlos Bianco cargó en su auto oficial al asesor general de Gobierno, Santiago Pérez Teruel, y dos funcionarios de confianza de la Jefatura de Gabinete (Agustín Wyndler y Claudio Alfaraz) para hacer paradas de gestión en Monte Hermoso, Villa Gesell, Mar Chiquita y Claromecó. 

 

Axel Kicillof y su equipo de gobierno en la marcha de la CGT. Foto: Pilar Camacho.
kicillof en el vaticano: los regalos, el cuadro del cuervo, los temas que si y los que no

Las Más Leídas

También te puede interesar