BUENOS AIRES | CORONAVIRUS

El intendente de Tandil se corta solo y no seguirá los protocolos de Provincia

El radical Miguel Lunghi anunció que utilizará criterios propios para avanzar o retroceder en la cuarentena. La noticia no cayó bien en el gobierno bonaerense.

El intendente del municipio bonaerense de Tandil, el radical Miguel Lunghi, anunció que desde este lunes saldrá del sistema de fases que establece la provincia de Buenos Aires para permitir actividades en los distritos en base a la cantidad de contagios de coronavirus e implementará criterios propios.

 

El propio jefe comunal, que no expuso los motivos por los cuales se aparta del sistema establecido por el Gobierno bonaerense para los 135 municipios, explicó en las últimas horas a través de su cuenta de Facebook que el nuevo esquema -que se organizará en base a los criterios de camas y personal disponibles, y gravedad de los casos activos- será dispuesto mediante un decreto municipal.

 

"A partir de un amplio acuerdo con distintos sectores representativos de la comunidad y en base a criterios científicos elaborados por el Comité de Seguimiento del Covid-19, en Tandil implementaremos un nuevo sistema integral para enfrentar las consecuencias de la pandemia, que establece reglas, procedimientos y acciones que se irán adoptando en los próximos meses en el distrito", expuso Lunghi, que gobierna el distrito desde 2003. 

 

 

Según expuso el intendente, los objetivos del nuevo esquema son: cuidar y reforzar la salud pública a partir de la capacidad de respuesta del sistema sanitario de la ciudad ante la pandemia; contar con un sistema local de alertas temprano y confiable; tener previsibilidad, planificación y orden para transitar los próximos meses y disponer de criterios objetivos y precisos que conozca toda la comunidad para implementar las medidas necesarias ante la evolución y los cambios de las situaciones sanitarias.

 

Lunghi detalló que el nuevo sistema "establece un modelo propio y que tiene en cuenta las características y particularidades de Tandil y que ha sido consensuado con los principales actores de los sectores representativos de la comunidad, que han adherido de manera formal con su firma y compromiso a la propuesta".

 

"El sistema contempla que, en base a criterios objetivos, relacionados con estadísticas semanales que tomen en cuenta diversos factores de la situación sanitaria y del sistema de salud local, se establecerán los momentos en que haya que disponer de restricciones, cierres de actividades o de la circulación, así como las etapas de apertura o extensión de rubros, siempre de acuerdo al resultado de estos indicadores", dijo.

 

Manifestó que el comité de Seguimiento del Covid-19 en Tandil "será quien semanalmente determine la situación en la que se encuentra el distrito, de acuerdo a un grupo heterogéneo de factores e indicadores que contemplen distintos parámetros".

 

Así, se tendrán en cuenta "el porcentaje de camas ocupadas, personal de salud disponible y tecnología sanitaria aplicada a este recurso; y el comportamiento de la curva epidemiológica, cantidad de casos activos Covid-19 internados en establecimientos sanitarios y cantidad de casos activos de coronavirus en situación domiciliaria". 

 

A partir de esos parámetros, el Comité de Seguimiento "definirá semanalmente o de forma inmediata ante la existencia de un brote de contagio epidémico repentino, en qué estadío se encuentra el distrito".

 

En el "estadío verde", podrán funcionar "todas aquellas actividades autorizadas o que hayan tenido protocolo sanitario aprobado para el desempeño o ejercicio de la actividad al 21 de agosto de 2020 y en la modalidad y con el factor ocupacional determinado en el acto administrativo o dictamen respectivo vigente a esa fecha".

 

En el "estadío amarillo" el factor ocupacional de las actividades "se verá reducido en un 50% respecto del autorizado al 21 de agosto de 2020" y en el "estadío rojo" sólo se permitirá funcionar "a las actividades determinadas como esenciales, respetando el factor ocupacional referido en el estadio Amarillo y con un horario máximo de funcionamiento de hasta las 18".

 

 

 

La decisión del intendente radical generó rechazo y desaprobación en la administración del gobernador Axel Kicillof. “La primera impresión es que el intendente ha tomado la decisión de romper con la Provincia y la Nación el trabajo que se estaba llevando adelante”, apuntó Teresa García, ministra de gobierno bonaerense.

 

En este sentido, la funcionaria provincial consideró que se trata de un acto de "irresponsabilidad y tozudez" y recordó que el gobierno nacional estableció un sistema de fases, como así también el gobierno provincial. 

 

Por ese motivo, opinó que “es una incoherencia” que Tandil desmienta una ruptura con la provincia al plantear que llegó a un sistema propio en base a una reunión “con 100 personas, que no se sabe de la representatividad de los mismos”.

 

Rolando Figueroa suma respaldos de diversos frentes en Neuquén. Pretende obtener poder en el Senado en 2025.
Martín Lousteau y Maximiliano Pullaro.

También te puede interesar