X

El titular del gremio dijo a Letra P que se perdió el 50% de la producción y el 65% de las reservas comprobadas. Inversiones por el piso y despidos en puerta.

Por 27/08/2020 11:36

La compleja situación petrolera en Santa Cruz pone en alerta al gremio del sector ante la notable reducción productiva de la empresa china Sinopec. Esta parálisis, en medio de la pandemia, abre el camino a despidos. Con este antecedente inmediato, el titular del Sindicato Petrolero, Claudio Vidal, le envió una carta al presidente Alberto Fernández para que intervenga. Al igual que en Vaca Muerta, Neuquén, donde las inversiones serán las más bajas del último lustro, en la región más austral del país la realidad es incierta.

“Lo que sucede en Santa Cruz con Sinopec va a contramano de decretos nacionales. La operadora intenta despedir trabajadores y perder producción. No manda telegramas directamente, pero presiona a contratistas, a las empresas de servicios a que bajen la actividad. Eso es reducir contratos”, describió Vidal a Letra P.

En la carta exhortó al jefe de Estado a que intervenga ante el país asiático para que la sangría de la crisis mundial no impacte de lleno en los puestos de trabajo.

 

 

“Ambos países tienen una buena relación a nivel internacional, es humano y saludable siempre y cuando todos se beneficien. Sabemos que Sinopec, China, es inversora mundial. Pero acá no sucede eso: perdió el 65% de la inversión comprobada. Los yacimientos que en 2012 valían 2.500 millones de dólares hoy valen 500”, contó. Y agregó: “Se perdió el 50% de la producción, el 65% de reservas comprobadas. Un daño importantísimo al Estado santacruceño. De los más de 6.500 pozos que tenía hoy operan sólo 1.200. Dejó de perforar hace un año”.

Actualmente, Sinopec coordina sus acciones desde la Ciudad de Buenos Aires. Tiene inversiones en Santa Cruz y Mendoza, con una superficie total de más de 8.500 km2. El proyecto argentino de la firma china integra uno de los 27 en todo el mundo para la segunda empresa refinadora mundial.

 

 

DIÁLOGO. Vidal es miembro activo de la vida política de su provincia. En la última parada electoral, que le dio a la gobernadora Alicia Kirchner su reelección, este joven dirigente petrolero participó con un lema dentro del peronismo, al igual que el intendente de El Calafate, Javier Belloni. Desde entonces, se mantiene como figura destacada, siempre relacionado al poder sindical.

En ese marco, reclamó algún tipo de control al gobierno local, si no es suficiente es importante que intervenga la administración central. “Sinopec fue ayudada por el Estado para sostener parte de los salarios. Lo que hace la empresa va en contra de lo que dictaminó Alberto Fernández”.

Con la llegada de Darío Martínez al área energética, la esperanza se renovó: “Santa Cruz vive de la actividad, como Neuquén y Chubut. Hay que defenderla”, cerró.