X

Los diez mandamientos del modelo que Kulfas le mostró al universo financiero

En una reunión de banqueros, enumeró “consensos” que analizarán con cada sector. Perfil exportador, críticas al “darwinismo” macrista y fin al proteccionismo.

Por 13/08/2020 18:52

“Ni brotes verdes ni segundo semestre, esto no es marketing. Son datos de la realidad”. La frase es de Matías Kulfas, el ministro de Desarrollo Productivo, que en una reunión con banqueros mostró cifras de un rebote en la economía que puede ser recuperación. Hacia el final de su ponencia virtual, quedó lo más rico. Un decálogo de “consensos” que sientan las bases de cómo ejercerá el Gobierno de Alberto Fernández su política productiva y su modelo económico en los frentes interno y externo.

Convocado a la serie de charlas que organiza el grupo GST, con Isela Costantini al frente, el funcionario puntualizó características e ideas que, según sus palabras, serán charladas con cada sector para adecuarlas a las posibilidades de cada actividad.

 

Filmina de los diez "consensos".

 

El mandamiento número uno de Kulfas es la necesidad de “exportar más”. “El gran problema macroeconómico argentino es la recurrencia de la crisis externa -dijo-, nos quedamos sin dólares cada cinco o diez años. Y eso no se corrige tomando deuda”. Sobre el tema, adelantó: “Necesitamos un sector agroindustrial más integrado, para lo que estamos trabajando con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA). Es un tema central”.

El CAA agrupa a todo el campo y la industria, con prescindencia de la Sociedad Rural, y están avanzando en un proyecto de ley con estímulos fiscales a las exportaciones de alimentos con valor agregado. El Gobierno entiende que ese sector puede ser la "Vaca Viva". En paralelo, Kulfas aclaró que el perfil exportador se buscará también en otros sectores con potencial.

 

Kulfas y la anfitriona, la ex Aerolíneas y General Motoros, Isela Costantini.

 

El segundo mandamiento es que “ningún sector productivo sobra: todos son importantes”. Aquí, el ministro fue duro con el gobierno de Mauricio Macri por su política de seleccionar sectores “inviables”. “Ha habido en el gobierno anterior una especie de darwinismo productivo y, la verdad, es que en Argentina no nos sobra nada. Todos los sectores tienen que potenciarse y seguir creciendo”, afirmó.

A continuación, ante algunas consultas sobre reducciones impositivas, dio una mirada más integral: “Eso de 'bajen los impuestos y viene la inversión' no se verifica en la realidad. Es un conjunto de cosas: incentivos al financiamiento, fiscales, laborales, programas de largo plazo. Un gran defecto del gobierno anterior era 'la lluvia de inversiones', cuando lo que hay que ver son los nichos de inversión viables". "Hay que calibrar las medidas con el sector privado. Les pedimos propuestas, mejoramos las herramientas cuando alguien nos sugiere algo. Esta es la manera de gestionar”, explicó.

 

La comparación de caída en la producción, según las cifras del ministro. 

 

El tercer punto es que existe “una falsa antinomia entre mercado interno y externo”, idea que sustentó asegurando que ninguno de los dos extremos funciona solo.

El cuarto “consenso”: “No hay futuro sin políticas productivas que fomenten la creatividad y la innovación". A lo que le sumó el quinto, que es “ninguna política productiva será sustentable si no se contempla la dimensión ambiental”.

El sexto mandamiento va en línea con lo que Fernández le dijo hace unos días a los referentes de la UIA Joven: “Una macroeconomía estable es necesaria para el desarrollo productivo y la creación de empleo de calidad”. Asimismo, comentó que el séptimo consenso es que bajarán "la pobreza ni la desigualdad sin un Estado que promueva la inversión privada y la suba de la productividad”. Aquí, aclaró que el Gobierno no tiene ningún prejuicio con la clase empresaria y mucho menos con ponerse objetivos de producción.

 

Números de la baja del empleo. 

 

El octavo mandamiento es que “una buena política productiva debe reducir las brechas de género". Y los últimos dos casi que definen en el modelo económico de Fernández. El noveno, reza que “la apertura comercial no es un fin en sí mismo, sino una herramienta que debe ser utilizada de manera inteligente”; mientras el décimo sostiene que “toda política de desarrollo productivo debe ser una política de desarrollo regional”.

Sobre este tema, Kulfas fue muy consultado y respondió que lo que hay es una “relación externa con pragmatismo". "No tenemos ningún prejuicio, tenemos pragmatismo y resultados. No nos gustan los prejuicios ni los dogmas. Macri no mostró un solo estudio de impacto para justificar el acuerdo con la Unión Europea, nunca nos dijeron cuáles eran las ventajas, los problemas. Cualquier socio comercial, hoy, es bienvenido. No tenemos ningún afán proteccionista, sino que buscamos una inserción inteligente”.