X

En esos meses hubo señales de una "incipiente estabilización del trabajo" en las empresas privadas, según un informe del Ministerio de Trabajo.

Redacción 11/08/2020 12:41

La caída del empleo privado tuvo un freno en abril y mayo, según un informe del Ministerio de Trabajo. De esta manera, se advierten señales de una incipiente estabilización del trabajo asalariado registrado en empresas privadas. 

En base a los registros del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), la cantidad de "asalariados del sector privado" se redujo en mayo un 0,1%, una contracción significativamente menor a la observada en abril (-1,7%). 

Este fenómeno responde a la rápida reacción del sistema productivo que incrementó las contrataciones de personal como resultado de la flexibilización de las medidas de aislamiento y restricción a la producción.

 

 

 

Según el informe, la contracción del empleo asalariado privado en la Argentina desde la irrupción de la pandemia "es bastante menor al verificado en otros países del mundo". En este punto, se destaca el conjunto de políticas implementadas por el Gobierno para mitigar los efectos de la crisis.

De hecho, para paliar los efectos de la pandemia y la cuarentena, el Gobierno impulsó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y a las empresas otorgó los denominados ATP, por el cual abonó la mitad de los salarios. Además, firmó un decreto para prohibir los despidos y las suspenciones sin causa. 

A su vez, para dinamizar la actividad económica y alentar el empleo, el Ejecutivo anunció la implementación de un plan de obras públicas y del programa Procrear.

A pesar de esta cierta estabilización en el empleo asalariado privado, el total de trabajadores registrados continúa en baja, debido al comportamiento descendente del resto de las modalidades ocupacionales, entre las que se destacan principalmente el trabajo monotributista y, en menor medida, el trabajo autónomo y el de casas particulares.

De acuerdo a la Encuesta de Indicadores Laborales,  el nivel de empleo privado registrado en junio en empresas de más de 10 trabajadores del total de los aglomerados relevados, cayó un 0,1% en relación al mes anterior, atenuando sensiblemente los resultados negativos de los meses anteriores (-0,4% en mayo/20 y -0,6% en abril/20). Esta variación, se explica por el aumento de las contrataciones de personal, que estuvo muy cerca de compensar las desvinculaciones de personal registradas en el período. 

Es decir, que el aumento de las contrataciones de trabajadoras y trabajadores, es el factor que explica el sostenimiento del nivel de empleo asalariado, luego de dos meses consecutivos desensibles caídas.

 Las respuestas de las empresas respecto de su nivel de actividad muestran diferencias entre el GBA y el interior del país, siendo relativamente mejor la situación en el interior que en el GBA.