X

El senador de Río Negro y jefe político del partido gobernante destaca la “actitud” de dirigentes en la crisis. Avisora “un duro invierno” y pide “un acuerdo social y económico”. El recorte salarial.

Por 04/04/2020 11:51

Alberto Weretilneck es el líder político de Juntos Somos Río Negro (JSRN), la fuerza que gobierna la provincia. Desde su banca en el Senado, coordina las decisiones de la estructura que simuló al MPN. Convencido de la necesidad de no perder el tiempo ante la crisis, reclamó “un acuerdo social y económico” para afrontar el día después del aislamiento social obligatorio. Para eso, bajó línea al exigir el 30% del salario a todos los dirigentes con cargo institucional que pertenecen al partido. El exgobernador afirma que la crisis “producirá un quiebre estructural”, destaca la actitud de la dirigencia política y entiende que “la grieta puede cerrarse”.

  

 

-¿Cómo se tomó la decisión de donar el 30% del salario en JSRN?

-Somos representantes, dirigentes, que formamos parte de la comunidad. Juntos es un partido provincial, que entiende el interior. Nos pareció que no podíamos estar ausentes ante lo que se vive en cientos de hogares rionegrinos. Todos los que tenemos cargos nacionales, provinciales y municipales haremos un aporte a hospitales y centros de salud. La semana que viene anunciaremos el importe.

-¿Por qué no se hizo desde lo institucional y sí como partido?

-No queríamos involucrar a distintos municipios. Nuestro partido es la expresión más moderna de Río Negro. Todos estamos satisfechos desde el punto de vista espiritual y de nuestra conciencia.

-¿Piensa que esta crisis puede ser un punto de inflexión en la manera de hacer política en Río Negro y el país?

-Creo que las consecuencias de la crisis serán durísimas, no sólo desde la salud, porque se producirá un quiebre estructural. Esta actitud de la dirigencia política es el inicio de lo que vamos a tener que hacer ante la recesión que se vivirá cuando termine la pandemia.

 

 

-¿Qué le manifiestan los empresarios de las diferentes economías regionales de Río Negro?

-Hablan del arrastre por falta de ventas o el alto costo de financiamiento. Antes de la pandemia, había pérdida de facturación. En nuestra provincia veníamos con una muy buena temporada de Turismo en San Carlos de Bariloche, El Bolsón y Las Grutas. Pero hoy estamos visualizando los problemas del invierno, que será muy duro. En el Alto Valle, además de la pera y la manzana, la actividad del petróleo está absolutamente paralizada.

-¿Hay que pensar un real pacto social y económico para salir adelante?

-Creo que hay que hacerlo ya. Los dirigentes tenemos la responsabilidad de ser los más contemporizadores posibles ante los sectores que van a reclamar soluciones y respuestas.

-¿Puede cerrarse la grieta con la oposición rionegrina?

-Creo que sí, que la grieta puede cerrarse. Estamos teniendo un buen diálogo. La gobernadora (Arabela Carreras) habló con todos los sectores parlamentarios, con los intendentes de otros partidos, sentimos un entendimiento más allá de algún aspecto ideológico. El trabajo es coordinado.