Apertura de sesiones | Bahía Blanca

Gay, con mensaje de “diálogo” en un Concejo atravesado por el escándalo

El vínculo con la oposición está roto luego de que el oficialismo forzara el cuórum para que avanzara un aumento. La justificación de Cambiemos y la crítica ante la justicia del Frente de Todos.

El intendente de Bahía Blanca, el macrista Héctor Gay, inauguró el periodo de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante con un llamado a “un trabajo en conjunto” entre todos los representantes del cuerpo. Las expresiones llegaron en momentos de máxima tensión con la oposición, luego de que el oficialismo echara mano a una polémica estrategia para avanzar con la aprobación del Presupuesto y el aumento del boleto del colectivo.

 

“Tenemos que unificar esfuerzos y dejar de lado diferencias políticas para que una vez por todo el sudoeste bonaerense tenga un programa estratégico integral donde Bahía Blanca sea líder en una política de Estado seria, previsible, planificada y que perdure más allá de los gobiernos de turno”, dijo Gay durante su quinto discurso ante los concejales. El mensaje resonó en el recinto. No son tiempos de paz ni de diálogo fluido entre el oficialismo y la oposición.

 

 

La antesala de la exposición de Gay es un escándalo que estalló el 10 de enero, cuando la oposición no dio cuórum para darle tratamiento a la suba del pasaje de colectivos. Juntos por el Cambio tiene 12 escaños y el voto doble del presidente. El Frente de Todos, 11. La bancada se completa con el monobloque de la radical Gabriela Schieda, que llegó al Concejo Deliberante en 2017 integrando la boleta de Cambiemos, pero en 2018 se alejó del oficialismo denunciando que el deliberativo era la “escribanía” de Gay.

 

Postergada la sesión, se hizo una nueva convocatoria para el 17 de enero. En labor parlamentaria, los 12 concejales de la oposición volvieron a advertir que no darían cuórum. Sin embargo, la iniciativa avanzó luego de que el oficialismo apelara a la Ley Orgánica de las Municipalidades y determinara que Schieda, pese a estar en el edificio y participar de las reuniones en labor parlamentaria, se encontraba ausente. La faltante fue cubierta por la concejala que ocupó el lugar suplente en la lista de 2017, Anabella Castillo, quien le dio al oficialismo el voto necesario para destrabar la jornada.

 

 

 

La maniobra fue repudiada por los dos bloques de la oposición y llevada a la justicia. El Frente de Todos presentó una denuncia penal por “abuso de autoridad” contra el presidente del Concejo Deliberante, Fernando Compagnoni, y otra contra la concejala suplente por "usurpación de cargo". Además, una demanda en la Suprema Corte para solicitar la nulidad de la sesión y suspender el aumento de la tarifa de colectivos aprobada en aquella oportunidad.

 

Mientras el oficialismo argumenta que “se aplicó el régimen de suplencias que establece la ley”, la oposición denuncia que se judicializó porque la maniobra fue ilegal. “Se procedió de manera irregular y se denunció a los responsables”, dijo a Letra P la presidenta del bloque del Frente de Todos, Gisela Ghigliani, quien indicó que teme que esta estrategia se vuelva a repetir en el futuro.

 

 

 

La concejala señaló que la acción “anula el debate y el consenso del que habla el oficialismo” e indicó que en el registro de asistencia de esa sesión figura que hubo 12 concejales ausentes y 13 presentes. La suma supera la cantidad de bancas titulares. Tras aquella sesión, Ghigliani se reunió con su par de Juntos por el Cambio Nicolás Vittalini con el objetivo de acercar posiciones. El malestar sobrevuela las bancadas opositora y el clima está enrarecido de cara al año legislativo. 

 

El aumento de la tarifa era impulsado por el Ejecutivo y por la Unión Tranviarios Automotor de Bahía Blanca que había llamado a un paro por la demora en su aprobación. Días después que el presidente Alberto Fernández dispusiera el congelamiento de las tarifas del transporte por 120 días e invitara a provincias y municipios a hacer lo mismo para oxigenar los bolsillos de los argentinos, en Bahía Blanca avanzó una suba del 29% del boleto que implicó que la tarifa plana pasase de $29 a $38. Tras la aprobación, Federico Susbielles, candidato a intendente por el Frente de Todos y presidente del Puerto bahiense, cuestionó la decisión y respaldó las acciones del bloque. 

 

 

 

“Necesitamos de un trabajo conjunto con este cuerpo que beneficie a la comunidad y que hagamos la autocrítica necesaria para mejorar. Siempre van a encontrar en mí y en mis funcionarios un equipo dispuesto a alcanzar acuerdos y en trabajar en políticas públicas para que todos los vecinos puedan vivir mejor”, señaló Gay en otro tramo discurso, un planteo que, en lo inmediato, no avanzaría.

 

Rosario Romero y José Eduardo Lauritto, los intendentes que custodian al peronismo desde la gestión en Entre Ríos. 
Karina Milei.

También te puede interesar