X

El intendente de San Martín de Los Andes, Carlos Saloniti, describe a Letra P el impacto de la cuarentena en la región. “De lo económico hablaremos más adelante”, afirma.

Por 26/03/2020 11:26

San Martín de Los Andes es la localidad más importante de la cordillera neuquina junto a Villa La Angostura. Por sus características naturales, es uno de los centros turísticos que atrae a viajeros del mundo. Pero este otoño, en medio de la pandemia que generó una crisis sin precedentes, se transformó en desierto. Su intendente, Carlos Saloniti, le aseguró a Letra P que sentirán el impacto pero hoy –como en el país– la prioridad es la salud. “De las medidas económicas hablaremos más adelante”, indicó.

Neuquén fue una de las primeras provincias que armó una comisión para afrontar el virus. El gobernador Omar Gutiérrez, a la par del ejecutivo nacional, determinó blindar las rutas e impidió que desde la capital se trasladen hasta la región de los lagos.

“Seguimos la pauta nacional y provincial. Tanto con hoteleros, gastronómicos como empresarios, pedimos que no vengan a San Martín de Los Andes”, repitió Salotini, en un contacto telefónico.

 

 

“Hoy, el eje lo tenemos puesto en cuidar nuestra salud. Valoramos el acompañamiento de las cámaras hoteleras, de empresarios. Tomamos como prioridad a la salud, de las medidas económicas hablaremos más adelante”, comentó.

El mensaje del jefe comunal es similar a lo que repite Sebastián González, jefe de Gabinete provincial, quien sobre el decreto 390/20 firmado por Gutiérrez dijo que establece una franja horaria para la realización de las actividades permitidas por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297 y un horario para la atención de los comercios habilitados.

“Esto fue paulatino, día a día. Esta es la experiencia que genera aprendizaje, porque es una dimensión fuera de lo común. Recorrimos supermercados para que no haya desabastecimiento. Trabajamos bien con los empresarios. Por suerte tenemos una ciudad ordenada cooperando”, contó.

“Hacemos controles de ingreso y egreso. Siempre en forma preventiva. Nosotros informamos. Trabajamos en guardias mínimas de servicios esenciales como recolección de residuos, cementerios y el pago de salarios. Nosotros no paramos, es responsabilidad máxima”, cerró.