Consejo de la Magistratura

El Caballo de Troya de Larreta

El jefe de Gobierno mete tropa propia en el organismo judicial con Diego Marías, abogado PRO que asumió en lugar del radical Mas Vélez.

En plena escalada de la guerra con la Casa Rosada, Horacio Rodríguez Larreta hace pie en el Consejo de la Magistratura, un organismo clave del mundillo judicial y político que siempre vive en tensión con los oficialismos. Esta semana, asumió como consejero por los abogados porteños Diego Marias, un alfil PRO cercano el jefe de Gobierno.

 

Marias entró en lugar del consejero Juan Pablo Mas Vélez, de la Unión Cívica Radical (UCR). Este enroque es parte del acuerdo que forjaron el PRO y el radicalismo en las elecciones de 2018. El reemplazo estaba cantado desde esa fecha, porque, bajo el paraguas de la alianza Cambiemos, ambos compartieron fórmula y se estableció que se repartirían la mitad del mandato, que es de cuatro años.

 

El titular de la Corte, Carlos Rosenkrantz, le tomó juramento a Marias la primera semana de diciembre. También, asumió Carlos Patterson como consejero por los abogados del interior. Tras la jura y la asunción protocolar, ambos consejeros entraron en funciones en las últimas horas. Marias llega a un organismo eclipsado por la tensión entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, en todos los estamentos y en todos los frentes. Bajo esa lógica y a pedido de Rodríguez Larreta, el flamante consejero llega a un edificio donde ambos bloques políticos están obligados a dialogar y consensuar para casi todos los temas, desde sanciones hasta nombramientos de jueces y juezas.

 

Marias, miembro del grupo Abogados PRO, es un alfil de Rodriguez Larreta del mundillo judicial que cuenta con recorrido en la administración pública nacional y porteña. Con Mauricio Macri en la presidencia, se movió en tándem con Esteban Bullrich y fue jefe de Gabinete del Ministerio de Educación de la Nación.

 

Previamente, en la gestión porteña, Marias estuvo al frente del sector de legales del Ministerio de Educación durante los dos períodos de Macri como jefe de Gobierno. Bajo la gestión macrista porteña y desde la cartera educativa, el flamante consejero trabó buena relación con Elena Liberatori y Andrés Gallardo, dos magistrados reconocidos por su tensión con el gobierno PRO.

 

En esa ventana temporal empezó a tomar forma el grupo Abogados PRO, del que participan activamente funcionarios y exfuncionarios macristas como el exsecretario de Legal y Técnica Pablo Clusellas, el expresidente del Banco Provincia Juan Curutchet, el exlegislador Héctor Huici, el actual consejero de la Magistratura porteña Francisco Quintana y el auditor Daniel Presti, entre otros.

 

Además, tuvo un paso por la Legislatura porteña, desde donde estrechó relaciones con el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli. Marias fue la pata legislativa del proyecto de creación del Código Electoral de la Ciudad, que trabajaron Santilli y el ministro de Gobierno, Bruno Screnci Silva. Esa iniciativa que, entre otras cosas le dio la lapicera a Rodríguez Larreta para unificar las elecciones de 2019 con las nacionales, se aprobó con 50 votos positivos de 60 totales.

 

En las últimas semanas, Marias tendió puentes entre el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y el exdiputado radical Ricardo Gil Lavedra, que desde la abogacía porteña presionaba para que el gobierno de Rodríguez Larreta habilita el regreso de la actividad tras meses de inhabilitación en el marco de la cuarentena por coronavirus. Tras semanas de charlas cruzadas para diseñar un protocolo específico, el gobierno porteño emitió luz verde para habilitar el regreso de los letrados a sus estudios jurídicos y, finalmente, se hizo la foto para cristalizar la decisión oficial.

 

Felipe Miguel y Ricardo Gil Lavedra en noviembre (FOTO: @felipemiguelba)

En la jura de Marias y Patterson, estuvieron el presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Agustín Lugones; los consejeros Juan Manuel Culotta, Pablo Tonelli y Gerónimo Ustarroz y el secretario general del organismo, Mariano Pérez Roller.

 

Javier Milei con el gobernador Claudio Vidal. 
Axel Kicillof y Maximiliano Pullaro, buena síntonia y cooperación.

También te puede interesar