X

El Central cortó la racha negativa, pero el dólar sigue en terapia intensiva

¿Frena el drenaje de reservas y estabiliza los dólares paralelos? El ignorado problema del blue. Campo, restricciones e incentivos. El partido recién empieza.

Por 08/10/2020 12:59

Un día ocurrió. Después de 12 jornadas de caída inapelable de las reservas, el Banco Central logró una ganancia, mínima pero valorable: fueron seis millones de dólares en la rueda del miércoles. A eso sumó que los billetes verdes arbitrados en bolsa bajaron, tras el repunte reciente: -0,8% el “dólar bolsa” o “MEP” (Mercado Electrónico de Pagos) y 1,4% el “contado con liquidación” (CCL), que finalizaron a $138,97 y a $150,39, respectivamente. Por último, los exportadores de soja realizaron la mayor liquidación de divisas de lo que va del mes, casi 65 millones de dólares, lo que eleva el aporte en ese concepto a 230 millones vitales para las menguadas arcas de la autoridad monetaria. ¿Cambió la tendencia o es demasiado pronto para afirmarlo?

 

Fuente: Rava Bursátil.

 

Como siempre, cabe recordar que la cotización de los dólares MEP y CCL surge de la compra de títulos en pesos y su posterior venta en dólares. La diferencia entre ambos es que, en el primer caso, la operación culmina en el país, donde queda depositado el dinero, mientras que en el segundo lo hace en el exterior. El problema con ambas modalidades es que una suba fuerte incrementa la brecha con el oficial y las expectativas de devaluación de este. Así, aunque no impactan directamente en ninguna salida de reservas, contribuyen a deteriorar las expectativas, lo que sí lleva a esa consecuencia.

El blue, se sabe, es un tema aparte: el miércoles, subió tres pesos hasta $155 y este jueves trepaba un peso más cerca del mediodía, pero, por su carácter informal, el Gobierno le resta importancia como referencia, incluso en el caso de un cepo endurecido, que envía a ese mercado a muchos ahorristas.

Leandro Ziccarelli, director del Departamento de Research del Instituto de Capacitación Bursátil (ICB), le dijo a Letra P que “lo que se vio en la rueda del miércoles es positivo, obviamente, pero ya el lunes el mercado cambiario comenzó a mostrar síntomas de normalización”.

“Se observa un poco más de volatilidad intradiaria y aparecen ventas genuinas. El problema es que el cambio va despacio”, añadió.

El analista financiero Christian Buteler coincidió. “Siempre es positivo que las reservas suban, pero, más que la foto de un día, hay que analizar la película. Entonces, hay que tener en cuenta que esto fue el resultado de una rueda en la que el Banco Central compró 12 millones de dólares, pero en el que las reservas subieron seis millones; la diferencia la habrá perdido por otro lado”, indicó. 

“Más allá de eso, la situación sigue siendo crítica”, señaló en diálogo con este medio, lo que indica que los altibajos seguirán. 

 

 

Uno de los temas que más inquieta al analista es la persistente caída de depósitos bancarios, muestra de la falta de confianza de los ahorristas.

“La caída de depósitos en dólares, de más de 100 millones por día, es muy preocupante. Por otro lado, más allá de lo que ocurrió puntualmente el miércoles, las reservas vienen claramente en baja. Así, no se advierte cuál sería el driver que podría modificar esta situación, qué medidas o señales del Gobierno al mercado podrían hacer que esto se revierta. Eso no se ve.

Otro aspecto, dado el nivel algo más sostenido de liquidación de exportaciones de soja, es si la baja temporal de retenciones anunciada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, finalmente dará resultados, pese al rechazo de las entidades sectoriales y a las dudas que hay dentro del propio Gobierno. 

 

 

“Me preocupa que todas las últimas medidas anunciadas hayan salido mal o no hayan logrado el objetivo buscado. El mayor cepo amplió las brechas, desató una salida de depósitos bancarios y profundizó la caída de las reservas, mientras que en el marco de la baja de retenciones a la soja, el campo liquidó un poco más ayer (por el miércoles), pero aun así dentro de lo normal para esta época del año”, estimó Buteler.

"Se advierte mucha dureza para regular, pero tibieza para dar incentivo, dijo Leandro Ziccarelli.

“Ya no recuerdo cuál fue el último anuncio que cayó bien, porque ni siquiera el canje de deuda, que fue positivo, provocó un cambio de expectativas. Esto es lo que preocupa cuando se mira más allá del día a día del mercado financiero”, sumó.

El tema, de acuerdo con Ziccarelli, pasa por los incentivos.

“Dada la gravedad de la situación con las reservas, sería mejor que hubiera un poco más de potencia en la aparición de vendedores (de dólares), pero hay que tener en cuenta que los incentivos fueron ínfimos. Se advierte mucha dureza para regular, pero tibieza para dar incentivos. En ese camino, es de esperar que un posible cambio de tendencia se dé lentamente”, dijo.

“En lo personal, no soy optimista, pero les doy crédito a las medidas porque quiero creer que las acordaron con el sector (sojero). También está el hecho de que el incentivo es temporal, así que liquidan ahora o pierden hasta ese mínimo incentivo”, culminó.