Reclamos y grieta

Máxima tensión social y política en bastiones PRO del interior bonaerense

Manifestantes intentaron tomar las municipalidades de Olavarría y Junín. Para los gobiernos locales es una movida “política programada” vinculada a Grabois.

Los intendentes de Olavarría y Junín quedaron atrapados en sus despachos municipales luego de que, casi en simultáneo, trabajadores y vecinos intentaran tomar los edificios comunales en reclamo de soluciones habitacionales y mejoras laborales. Dirigentes de Juntos por el Cambio y fuentes de ambos municipios amarillos señalaron que en los grupos se infiltraron militantes vinculados a organizaciones lideradas por Juan Grabois, afirman que “no son hechos aislados” y responsabilizan a los gobiernos bonaerense y nacional. En tanto, el Movimiento de Trabajadores Excluidos indicó que no impulsan las protestas. 

 

El primer episodio se registró en la comuna conducida por el macrista Ezequiel Galli. Este martes, durante más de cinco horas, vecinos y miembros de la Mesa de Emergencia que acampan frente al palacio municipal desde hace 21 días tomaron el edificio en reclamo de soluciones habitacionales para un grupo de familias.

 

En la mañana de este miércoles, una situación similar se registró en el distrito de otro intendente PRO: Junín. En el municipio gobernado por Pablo Petrecca trabajadores de una cooperativa ingresaron al edificio reclamando mejoras laborales.

 

 

“Se abrió un canal de diálogo con funcionarios de la municipalidad y estamos trabajando”, dijo el intendente Galli a Letra P, e indicó que el reclamo es por siete familias con problemas habitacionales. “El ingreso al edificio fue algo inesperado, pero evidentemente programado porque hoy está pasando lo mismo en Junín: agrupaciones del mismo espacio tomaron el edificio y por lo que estamos viendo es una situación organizada”, señaló.

 

Galli destacó que la protesta estuvo motorizada por “movimientos políticos” que se manifestaron de la misma forma “en distintos municipios del PRO”. “Hay una organización social, que dice ser guevaristas, que está llevando adelante este tipo de cuestiones”, señaló sin dar mayores precisiones. “Lo importante es que se respete la institucionalidad y el municipio no puede ser tomado por nadie”, concluyó tras indicar que haría una presentación judicial por daños en el establecimiento.

 

 


Fotos, gentileza Junín24

 


Fuentes del gobierno de Junín expresaron que antes del mediodía de este miércoles se “logró desalentar la toma con un compromiso de diálogo. El intendente Pablo Petrecca va a recibir a las 14 horas a representantes” de los manifestantes.

 

Las fuentes comunales dijeron a Letra P que el reclamo de mejoras laborales por parte de trabajadores de la Cooperativa Las Marías, quienes prestan servicio en el relleno sanitario, es “genuino”, pero advirtieron que en la manifestación “hubo infiltrados vinculados a sectores que lidera Juan Grabois”. “Quieren sacar un rédito político en el medio del reclamo. No es nada casual que las tomas se den en simultáneo en municipios gobernados por la oposición”, indicaron.

 

 

 

Cuando la toma de Olavarría se desinflaba, dirigentes de Juntos por el Cambio salieron a respaldar al intendente Galli. Jorge Macri, de Vicente López, responsabilizó a el líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Grabois, por la situación. “Los problemas habitacionales y de vivienda son responsabilidad del Gobierno Provincial y Nacional. No del intendente. Sería bueno que Juan Grabois y su gente le reclamen a ellos”, indicó.

 

La acusación fue rechazada por el Movimiento de Trabajadores Excluidos de Olavarría. En un comunicado señaló que había apoyado el reclamo, pero que no participó de las protestas. 

 

“Hoy (por ayer) frente al Municipio se mezclaron dos reclamos: el derecho a la vivienda (el acampe que viene hace más de 20 días impulsado por la Mesa de Emergencia) y la violencia policial. Ninguno de esos reclamos los impulsamos nosotros, desde el MTE, ‘la gente de Grabois’”, indica el texto difundido y agrega: “Fuimos a bancar para intentar prestar una garantía más de que la yuta no les pegue a los/as pibes/as, ni a las familias que hacen el reclamo justo de acceso a la vivienda. Esto es humo de los medios. Como siempre. Es más sencillo tirar la pelota que hacerse cargo de los reclamos”. 

 

Ambas administraciones distritales, la de Petrecca y Galli, destacaron que ningún funcionario del gobierno que encabeza Axel Kicillof se comunicó con los jefes comunales y que no hubo gestos de acompañamiento por parte de la oposición peronista local.

 

 

Martín Guzmán 
Karina Milei en la Fundación Libertad.

También te puede interesar