X

El exintendente de Chivilcoy dice que gobierna CFK y que La Cámpora "va por todo". Propone reflotar el espacio que en 2017 fue a las urnas como "Cumplir".

Por 19/10/2020 17:53

“Queremos que Randazzo retome el camino político, es el momento”, dijo a Letra P el exintendente de Chivicoy y dirigente cercano al exministro del Interior, Ariel Franetovich. A diez meses de iniciado el nuevo gobierno, indicó que durante este tiempo el randazzismo eligió la prudencia por respeto a Alberto Fernández y consideró que Cristina Fernández de Kirchner conduce el gobierno nacional y La Cámpora “va por todo”.

Camino a 2021, el dirigente señaló que Randazzo aún no ha definido un plan por el escenario pandémico. “Es muy difícil salir a anunciar o formalizar algo”, indicó. Confiado, sostuvo que, a diferencia de 2017, cuando jugaron con el sello de Cumplir, la sociedad “maduró” y entiende la “nocividad” de la polarización.

 

BIO. Entre 2003 y 2009 fue intendente de Chivilcoy. Tomó licencia para asumir como ministro de Asuntos Agrarios bonaerense. Fue diputado provincial e interventor de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

 

-¿Cuál es la proyección política para 2021?

-Si bien acompañé sobre la hora, como muchos argentinos creí que la propuesta de Alberto y Cristina iba a ser distinta. Prometían volver para ser mejores. No resultó y no va a resultar. Hay un carro y cada uno maneja una rienda, entonces no sabemos para dónde va. En 2017 decíamos que no había que caer en la trampa de la polarización y advertíamos los riesgos. La gente creyó que había una posibilidad de salir y finalmente el país sigue fragmentado. Hoy la gente entiende cuál es el riego de la polarización. En 2017 fue medio prematuro, es momento de retomarlo. Tenemos una trayectoria en Chivilcoy y en la sección electoral y mucha gente nos pide que participemos. Vamos a hacerlo, siendo críticos constructivamente. 

-¿Qué lugar va a tener Florencio Randazzo en esta construcción?

-Trasciende lo partidario. No sólo compañeros aprueban y reconocen su gestión, sino también por fuera de lo partidario. Hoy está faltando experiencia. Varios dirigentes queremos que él retome ese camino porque estamos convencidos de que es el momento. En 2017 fue prematuro, pero la sociedad va madurando y va entendiendo. Hay que ofrecerle algo distinto a la gente. 

 

 

-Lo ubica, entonces, como candidato en las elecciones del año que viene.

-Ojalá que decida ser candidato. El ámbito es lo de menos. No es por el cargo; es acompañar y generar un proyecto, un programa de desarrollo, sentarse con los actores involucrados en la producción y el desarrollo. Hay que salir de esta guerra que busca mostrar quién tiene más poder, salir de este extremo. La lealtad tiene que estar con la gente a la que gobernamos. 

-¿Qué evaluación hace de lo sucedido en 2017?

-Fue prematuro creer que la sociedad estaba en condiciones de comprender lo nocivo que era caer en la trampa de la polarización. La sociedad quiso darles una posibilidad a esos extremos y se han perdido prioridades de la agenda, lo urgente.

-¿A qué lo atribuye?

-Hay que cambiar la actitud. Estamos a tiempo, porque el Gobierno aún no cumple un año, pero lo veo muy difícil. Más, cuando no está claro quién ejerce el poder político y no hay decisión de unificarlo. Hoy, el poder pasa por el Instituto Patria, pero votamos a un presidente que es quien tiene que tomar las decisiones. 

 

 

-En 2017, Alberto Fernández fue jefe de campaña de Randazzo y muchos funcionarios actuales acompañaron su propuesta. ¿Cómo está ese vínculo? ¿Hubo algún ofrecimiento?

-Todos saben la personalidad de Florencio. Yo no lo veo aceptando un cargo por el cargo mismo. Acá hay que compartir lo que vamos a hacer, el objetivo. No sirven los condicionamientos. Si uno convoca a Florencio, sabe que no acepta condicionamientos. Yo estuve a punto de ser candidato a intendente y no vi claro lo que iba a pasar y por eso no lo fui. 

-¿Los desilusionó la decisión del actual presidente?

-No se puede prejuzgar. ¿Por qué no creer que había un gesto de grandeza? Si uno acompaña a alguien y después le corta las alas y a quien le corta las alas no se anima a emplumarse... era muy difícil saber qué iba a pasar. Pero acompañamos como compañeros. Hoy, creemos que Florencio puede liderar el espacio.

 

 

-¿De qué depende su aceptación?

-Es muy difícil salir, en el medio de una pandemia, a anunciar o formalizar algo.  Debe estar analizando qué hacer. Hay que empezar a conversar ahora, decir lo que pensamos. Es el momento. 

-¿Por qué eligió el silencio?

-Hubo respeto y consideración por alguien que hoy es presidente y que fue asesor de Randazzo. Estamos dentro del periodo prudencial con la persona que trabajó para Florencio, que estuvo intentando hacer lo que nos dijo que iba a hacer. Es prudencia y respeto, pero Randazzo está en todo su derecho de salir cuando él quiera. No es ponerle palos en la rueda a nadie, pero estamos convencidos de que hay un sector político, que es La Cámpora, que va tomando el Gobierno, que ha tomado el peronismo. ¿Cómo se hace para confiar y presentarse en una interna cuando han bajado listas en distritos? Van por todo. Además, si fueran por todo y las cosas salieran bien... pero no está ocurriendo eso.