X

El politólogo analizó la reaparición pública de Macri y la decisión del Presidente de salir a confrontar con su antecesor. ¿A quién le conviene esta pelea?

Por 14/10/2020 15:33

La reaparición pública de Mauricio Macri en un programa de televisión de la señal TN reavivó la pelea con el presidente Alberto Fernández, quien salió con los tapones de punta a responder cada una de las críticas de su antecesor. El politólogo Gustavo Marangoni consideró que el jefe de Estado "no debería" confrontar para evitar "alimentar a ese sector que dice que él es Cristina (Kirchner)". 

"Recordar que la oposición es Macri le puede dar un rédito a Fernández ante su propio público", señala el consultor en diálogo con Letra P, aunque evalúa que el Presidente "no debería caer en ese juego" porque lo aleja de su perfil moderado. 

 

 

-¿Le conviene a Alberto Fernández ir al choque con Mauricio Macri?

-Recordar que la oposición es Macri le puede dar un rédito a Fernández ante su propio público y ante quienes tienden a olvidar la herencia. Pero no tiene sentido salir a responderle a Macri ante los empresarios, tal como lo hizo en el Coloquio de IDEA, porque ellos esperan que hable del futuro económico. 

-¿La caída en las encuestas y las marchas en contra del Gobierno influyen para que Fernández adopte una postura más confrontativa?

-Es posible, pero el Presidente no debería caer en ese juego. Hay momentos en que conviene dejar la silla vacía. Fernández no debería alimentar a ese sector que dice que él es Cristina.

-¿La actitud de salir a contestar las críticas de Macri lo pone en el lugar de Cristina en la grieta?

-Por lo menos, lo aleja del contrato original, porque se supone que él no estaba para salir a confrontar sino para tender puentes. Para confrontar con Macri, hay otros dirigentes dentro de la coalición gobernante. 

"El Presidente tiene que presentarse con una mirada más amplia y estratégica. No tiene que confrontar con Macri."

-¿La actitud confrontativa de Fernández le es funcional a Macri en su intención de recuperar el liderazgo opositor?

-En la última década, Macri y el kirchnerismo se eligieron implícitamente para confrontar. El Presidente tiene que presentarse con una mirada más amplia y estratégica. Entonces, no tiene que confrontar con Macri, porque hay otras figuras que pueden cumplir ese rol. Fernández debería aprovechar la ventaja de la coalición. El Presidente tiene que ser moderado todo el tiempo. 

-¿Macri agitó la interna de Juntos por el Cambio con su reaparición pública en TN?

-Macri siempre juega de local y sin público. Elegir el día del banderazo reafirma su idea de llevar adelante su propia resistencia con aguante en el sector más duro de la oposición. Llama la atención que expusiera las diferencias internas, que parecen más personales que políticas. Las críticas de Macri hacia Emilio Monzó y Rogerio Frigerio fueron innecesarias, porque ya se sabe que su posición es más antiperonista y antikirchnerista. No se entiende por qué expuso las diferencias con nombre y apellido.