X

Caso “ruta del dinero K”: dictan falta de mérito a kirchneristas y radicales

Roberto Porcaro, líder de Compromiso K, quedó desligado del proceso junto a José Luis Degregorio, ex presidente del Puerto Quequén. Estaban acusados de “cohecho” y "tráfico de influencias".
Por 08/01/2020 11:19

Una de las principales espadas que el macrismo intentó blandir durante la gestión de Cambiemos fue la presunta lucha contra la corrupción. En ese camino, una de las naves mediáticas insignia de esa batalla "republicana" fue la causa de la “ruta del dinero K”, en la que el juez federal Sebastián Casanello investiga el presunto desvío millonario (en dólares y euros) de fondos públicos para engrosar el patrimonio de la familia Kirchner. Pero esa causa, los acusadores recibieron un duro un golpe. El juez federal de Necochea Bernardo Daniel Bibel dictó la falta de mérito y el sobreseimiento del dirigente Roberto Porcaro, el líder de la agrupación “Compromiso K” en el marco de un expediente derivado de la instrucción que realizó Casanello en los tribunales de Comodoro Py.

 

 

El dirigente necochense fue involucrado en la causa por el fiscal José María Campagnoli, a raíz de un supuesto pago de un millón de dólares a cambio de la adjudicación de un sector del puerto de Quequén. El funcionario judicial, cercano a la cofundadora de Cambiemos Elisa Carrió, visitó en varias oportunidades el distrito costero bonaerense, donde brindó conferencias de prensa para exponer la denuncia contra Porcaro como operador del kirchnerismo.

 

 

A Porcaro se lo investigó desde el año 2016. Según la denuncia, fue responsable de la concesión irregular del llamado “Sitio 0” del puerto de Quequén, en la que estuvo imputado por tráfico de influencias y cohecho, aunque nunca llegó a ostentar la calidad de procesado.

Luego de analizar toda la documentación del expediente, el juez Bibel concluyó que no existen elementos de prueba o evidencias que indiquen irregularidades en el manejo de fondos públicos en el Consorcio de Gestión Puerto Quequén y dictó la falta de mérito.

La misma medida fue en línea con otros imputados, entre los que sobresale a José Luis Degregorio, ex presidente del Puerto, varios empresarios de la zona de Necochea. Uno de los denunciantes del caso fue el exconcejal radical Alberto Esnaola.

 

 

La noticia de la resolución fue dada a conocer por el sitio Noticias de Necochea, que publicó fotos de la resolución.

Esta novedad judicial generará reacomodamientos en el tablero político necochense dentro del kirchnerismo puro y duro, no solo del distrito, también de la Quinta sección electoral, a la que pertenece Necochea, donde Porcaro desarrolló su militancia territorial. Con el frente judicial despejado, el dirigente kirchnerista y un sector de lo que fue el radicalismo kirchnerista del distrito vuelven a tener limpia la foja de antecedentes penales y dejan en cero sus cuentas pendientes en tribunales.

 

 

El dirigente kirchnerista es, además,  querellante en la causa por “espionaje ilegal” que tramita en la justicia federal de Dolores, donde el juez Alejo Ramos Padilla procesó al periodista Daniel Santoro, al fiscal Carlos Stornelli y al falso abogado Marcelo D’Alessio. Porcaro fue otro de los objetivos del extorsionador D’Alessio, según se desprende de las evidencias que emanaron de teléfonos, computadoras, chats de WhatsApp y escuchas telefónicas con que cuenta la causa.

 

 

Las causas “Ruta del dinero K” y “espionaje ilegal” parecen tener un hilo conductor o un mismo patrón de conducta: generar denuncias judiciales en base a operaciones impulsadas por agentes de servicios de inteligencia, funcionarios judiciales y periodistas (locales y nacionales) para crear falsas noticias y abrir denuncias y procesar a dirigentes políticos, lo que en la jerga de tribunales se conoce como “bandeja de plata”, es decir, maniobras en las que los agentes federales de inteligencia entregaban pruebas obtenidas ilegalmente para ser incorporadas en procesos penales, con el objetivo de lograr una respuesta del sistema judicial que favoreciera sus intereses y objetivos.