X
Rodolfo Aguiar y Carlos Quintriqueo se enfrentan en los comicios del gremio. Ambos secretarios generales en sus provincias, metidos en la pelea nacional como adjuntos.
Por 06/08/2019 12:11

La elección de autoridades nacionales de la Asociación de los Trabajadores Estatales (ATE) divide a Río Negro y a Neuquén, dos provincias de histórica relación. De un lado, el rionegrino Rodolfo Aguiar acompañando a Hugo “Cachorro” Godoy. Del otro, Carlos Quintriqueo, quien va como adjunto del retador Daniel Catalano, un dirigente cercano al kirchnerismo porteño. Ambos, desde que se dividió la campaña, se distanciaron en un proceso electoral duro.

La designación como candidatos adjuntos reavivó la división territorial. Aguiar, de la lista Verde-Anusate, se paró enfrente de la verde y blanca de Catalano, representada por Quintriqueo en la región norpatagónica. Las diferencias también se diluyen en la política doméstica: aunque ambos piden por el voto a la fórmula presidencial del Frente de Todos, las críticas surgen por lo local.

 

 

“Aguiar tiene una alianza con Weretilneck, es su bufón”, aseguró Quinquitreo a Letra P. El neuquino, que también va como candidato en su provincia, critica las formas de Aguiar y “el disciplinamiento” que el sector oficialista aplica sobre afiliados. “Los docentes, UPCN, rechazaron la propuesta del gobierno (de Río Negro). El único que aceptó fue Aguiar”, se quejó.

En función de las presentaciones de diferentes irregularidades, afirma Quintriqueo, se pone bajo la lupa la elección “que debería transitar” por carriles normales. “Buscamos una conducción nacional real, pero vemos cómo intentaron entorpecer y empañar el proceso”.

 

 

W. Llamativa fue la postura de Aguiar, quien formó su poder en Río Negro a través de una táctica combativa hasta que logró doblegar al gobierno provincial y transformarse en un aliado estratégico de los últimos años de Weretilneck.

Aunque el mandatario patagónico elogió (y dijo que acompañará) a Miguel Ángel Pichetto, y hasta un candidato por Juntos por el Cambio agradeció “la unión transitoria” con el partido provincial patagónico, Aguiar pidió votar por los Fernández y acompañar “el provincialismo”.

“Tenemos diferencias notorias que reflejan dos modelos sindicales distintos”, le dijo Aguiar al portal Va Con Firma, en la previa electoral. “No podemos permitir que volvamos a juntarnos con aquellos a los que no les queda nada de dirigentes sino que son empresarios inescrupulosos”, ratificó el rionegrino sobre la posibilidad de regresar a la Confederación General del Trabajo (CGT), como plantean sus rivales.

Como legado, Aguiar deja como candidato a secretario general a Rodrigo Vicente y a Leticia Lapalma de adjunta. Los rivales serán de la lista Multicolor, que lleva a Norma Dardik (secretaria general) y Ángel Armando Aligia de adjunto.