24|7|2021

En pánico, el Gobierno asegura que el default selectivo será exprés

30 de agosto de 2019

30 de agosto de 2019

Luego de que se conociera que la Argentina entró en un "default selectivo", el Gobierno aseguró que esa calificación de Standard & Poors estará vigente “solo un día” hasta que comience el nuevo calendario de pagos.

 

"La calificación de default selectiva hecha por S&P, estará en vigencia sólo por un día", aseguró el Ministerio de Hacienda mediante un comunicado que emitió este jueves pasadas las 23.

 

El texto del comunicado recordó que "la calificadora Standard and Poors bajó la calificación de deuda de corto plazo en forma temporaria a Default Selectivo".

 

El Ministerio explicó que esto "significa el incumpliento parcial de alguna de las condiciones de emisión, en este caso el plazo, no el monto ni los intereses".

 

"Y es selectivo porque se considera que el emisor continuará honrando el resto de sus compromisos. Lo importante es que que estará en vigencia por un día", remarcó el comunicado oficial.

 

La cartera que conduce Hernán Lacunza destacó que "la misma calificadora anuncia en su comunicado que mañana (por este viernes) la elevará, cuando entre en vigencia el nuevo calendario de pagos (es porque el DNU se publicó este jueves y el cronograma entra en vigencia mañana)", dice el comunicado, refiriéndose al viernes.

 

Tras una jornada negativa, se espera otro día de tensión en los mercados financieros: el índice de riesgo país arranca en los 2.112 puntos básicos y el dólar abrirá a $60 en el Banco Nación.

 

A pesar de que el Banco Central vendió unos US$ 1.400 millones al mercado cambiario desde las primarias del 11 de agosto para contener la demanda de la divisa, el peso se depreció 23,5% en ese período.

 

Este jueves, las acciones líderes de la Bolsa porteña bajaron 5,79% y el índice S&P Merval retrocedió a 23.984,83 unidades.

 

En tanto, los títulos públicos, que operaron con gran volatilidad intradiaria, se desplomaron hasta 12%, después de que el Gobierno iniciara el camino para renegociar fechas de vencimiento de la deuda con inversores y el FMI.