X
Tres buscan renovar y siete, llegar por primera vez. Performance electoral de las precandidatas que quieren ser las primeras intendentas en sus distritos. Resultados y la posibilidad post PASO.

El escrutinio provisorio de las PASO puso en carrera a diez mujeres que buscan conducir por los próximos cuatro años un puñado de los 135 distritos del territorio bonaerense. Los números que alcanzaron, las chances de abrazar la victoria y las posibilidades releccionistas de las que llegaron en 2015. 

De repetirse los resultados del domingo, en diciembre la provincia de Buenos Aires dejará de ser conducida por María Eugenia Vidal, la primera mujer en hacerse cargo del distrito más populoso del país, el más complejo y el termómetro principal que muestra cómo repercuten las decisiones adoptadas en el ámbito nacional. Su arribo, en 2015, fue en simultáneo a la asunción de otras cuatro mujeres en gobiernos provinciales: Alicia Kirchner en Santa Cruz, Claudia Ledesma Abdala en Santiago del Estero, Lucía Corpacci en Catamarca y Rosana Bertone en Tierra del Fuego.

 

 

A contramano del crecimiento del movimiento feminista y de la demanda de mayor presencia del género en los lugares de poder, el gobierno bonaerense es el que posee mayor desigualdad de género en el país en lo que refiere a la ocupación de cargos ejecutivos. Así lo indica un informe del Instituto de Estudios Ciudadanos, en el que se detalla que ninguna mujer tiene el rango de ministra o de secretaría, sino que recién hay participación femenina en las subsecretarías, con solo el 22,4%, medida que no tiene parangón en todo el territorio provincial.

En contraposición al golpe que Vidal sufrió en su territorio al ser derrotada por la fórmula Axel Kicillof- Verónica Magario, siete mujeres fueron respaldadas en las urnas y podrían quedarse con la conducción de sus pagos chicos. Además, otras tres siguen en carrera y pugnan por renovar su mandato en octubre.

POSIBLES INTENDENTAS. En Presidente Perón, la diputada provincial Blanca Cantero, esposa del jefe de la CGT Carlos Acuña, superó por 5 mil votos al intendente Aníbal Regueiro, con quien se midió en la interna del Frente de Todos. De repetir la performance, se convertirá en la primera jefa comunal del distrito. “Va pasando el tiempo y la ciudadanía se da cuenta que las mujeres también podemos hacer un excelente papel en la política argentina”, señaló a Letra P la dirigente massista, quien destacó la “lucha del Frente Renovador por la paridad de género”. Contraria al debate por la despenalización del aborto, apuntó a la necesidad de la “buena educación sexual para que la mujer, sea cual sea la decisión que tome, la tome con total conciencia”.

 

 

En Quilmes, la disputa contra el oficialista Martiniano Molina quedó en manos de la diputada nacional de La Cámpora Mayra Mendoza. En una interna con amplia presencia masculina -cinco de las seis listas– la legisladora se ubicó en el podio y le sacó una ventaja de 67.800 votos a su adversario interno inmediato. De superar al cocinero, en octubre se coronará como la primera intendenta de Quilmes. “Agradezco enormemente a cada militante, no sólo por el esfuerzo que han hecho en estos meses de campaña, sino también, y sobre todo, porque en cuatro años del desastre económico y social que generó Cambiemos se mantuvieron siempre de pie, solidarios y organizados para revertir la situación que sufren nuestros vecinos en cada barrio”, dijo tras el triunfo la legisladora y referente del feminismo dentro del peronismo.

En Moreno, Mariel Fernández, representante del Movimiento Evita y del CTEP, borró del mapa al intendente Walter Festa, ante quien triunfó en las elecciones internas de Todos. Seis dirigentes se cruzaron en la alianza peronista y la dirigente social aventajó por mil votos al jefe comunal. Con la mirada puesta en octubre, se enfrentará con el candidato reciclado del macrismo, Anibal Aseff. “Siempre me molestó mucho que las mujeres trabajáramos tanto y después no podamos expresarnos políticamente con una representación genuina. La organización en Moreno está dirigida por mujeres mayoritariamente porque siempre hicimos un reconocimiento al trabajo y al esfuerzo de las mujeres”, señaló en diálogo con Letra P. Y resaltó que su candidatura fue parte de ese proceso.

 

 

En Cañuelas, la preferencia electoral volvió a inclinarse a favor del peronismo. A diferencia de elecciones anteriores no fue el intendente Gustavo Arrieta quien se anotó para revalidar su lugar en el Ejecutivo, sino su esposa, Marisa Fassi. El recuento definitivo indica que alcanzaría el 49% de los votos. Fassi ya estuvo al frente del municipio. Desde 2011 se ha alternado en varias ocasiones con su pareja tras ser éste convocado para funciones en la provincia o al ser elegido diputado nacional. “El resultado es un claro mensaje de que los cañuelenses queremos seguir creciendo con un gobierno que cuide el trabajo, la producción y la educación pública”, tuiteó la actual vicepresidenta del Congreso Nacional del PJ.

En Mar del Plata, la diputada nacional de La Cámpora Fernanda Raverta fue la candidata que más votos consiguió individualmente y el Frente de Todos se ubicó segundo, detrás de los alcanzados por los dos postulantes de Juntos por el cambio. En octubre se cruzará con el macrista Guillermo Montenegro, quien apuntará a arrastrar el respaldo conseguido por su adversaria interna Vilma Varagiola y los puntos del actual intendente, Carlos Arroyo. No es un escenario fácil para Raverta, pero tampoco imposible. La crisis económica podría desinflar la performance del dirigente PRO y potenciar su posicionamiento, de la mano de la propuesta nacional y provincial del Frente de Todos.

 

 

Un panorama similar se presenta en la capital bonaerense, La Plata. En el Frente de Todos el triunfo se lo quedó la diputada provincial Florencia Saintout, quien se cruzó en internas con otros cuatro postulantes. En caudal de votos, la alianza peronista se quedó con la delantera, pero el actual intendente, el macrista Julio Garro, sumó más individualmente. La ex decana de la Facultad de Periodismo podría quedarse con la conducción municipal si logra captar el voto del electorado que eligió a sus adversarios internos.

En Carlos Tejedor los números proyectan el regreso al municipio de la ex intendenta María Celia Gianini. El domingo superó por 12 puntos al actual jefe comunal, Raúl Sala, quien la derrotó en 2015. “La gente la está pasando mal, la sigue pasando mal como ayer, hoy nada cambió. Nosotros fuimos capaces de interpretar a esa gente, acompañarla, escucharla, y a partir de ahí generamos una confianza que a ellos les da esperanza, esperanza de que pueden vivir mejor”, señaló la ex mandataria local que ya prepara su regreso.

REVALIDAR EL CARGO. En la actualidad son cuatro los municipios cuya conducción está en manos de mujeres. Baradero, San Miguel del Monte, General Arenales y La Matanza. En el único distrito donde la mandataria no jugó por la revalidación de su mandato es en el más populoso de la provincia. Verónica Magario fue elegida como candidata a la vicegobernación bonaerense y en su lugar se postuló para reemplazarla el diputado nacional Fernando Espinoza, quien busca volver a liderar el municipio.

 

 

En Baradero, la intendente de Cambiemos, Fernanda Antonijevic, no logró convencer al electorado y si bien por 375 sufragios fue la candidata más votada, el Frente de Todos se llevó el triunfo global de la elección y la superó por 28 puntos. En octubre se medirá con EstebanTitoSanzio, un representante del sector liderado por el ex jefe comunal Aldo Carossi.

Un escenario similar afronta la massista Sandra Mayol en San Miguel del Monte. Con la reciente masacre de cuatro adolescentes en manos de la policía, el electorado local le dio la espalda. Quedó a 1.260 votos del candidato más votado de la interna de Juntos por el cambio, José Castro, quien podría sacar más diferencia en octubre si logra captar el acompañamiento de su adversario interno.  

La radical Érica Revilla logró una diferencia de 900 votos en General Arenales. De mantener ese volumen electoral en las generales podrá renovar su mandato al frente del municipio.