X

El mercado, tras las PASO: resignación, urgencias y temor al futuro

La rueda financiera del día posterior a las elecciones primarias mostró bruscas correcciones de precios. Peligro verde, el enigma del FMI y dudas sobre la gobernabilidad.
Por 12/08/2019 15:13

La violenta volatilidad de los mercados cambiario, accionario y de bonos después de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo, que terminaron con un aplastante triunfo de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri, establece un nuevo escenario financiero e incluso político en el país. A continuación, la mirada de tres analistas consultados por Letra P.

 

***

“El mercado ve un resultado prácticamente irreversible”

(Pablo Castagna, director de Balanz Capital).

 

 

Vemos una volatilidad extrema porque el mercado considera que el resultado de las PASO es prácticamente irreversible. Para que no lo fuera, deberían juntarse todos los votos de (Roberto) Lavagna, (José Luis) Espert y la derecha, más todos los que no votaron, lo que es prácticamente imposible.

Por eso vimos bajas de las acciones de hasta el 60%, un dólar que llegó a valores de $60, y los bonos cayendo 20% y hasta 30% en el tramo largo de la curva. Hay pánico y se esperan anuncios, principalmente en términos  de gobernabilidad.

La sociedad ya habló y los resultados están a la vista, entonces ahora se necesita un Mauricio Macri más estadista para generar confianza y tratar de llevar calma en estos días.

 

***

“El Banco Central debe controlar al dólar; la alternativa sería una hiperinflación”

(Christian Buteler, analista financiero).

 

 

La reacción al resultado de las PASO, como se vio, fue muy mala. Por momentos el dólar no tenía precio, las acciones y los bonos tuvieron un desempeño peor que el que se esperaba. Fue una masacre total.

La situación sigue siendo responsabilidad del Gobierno. Más allá de sus errores y ganando o perdiendo las PASO, quien está a cargo del Poder Ejecutivo es el que tiene que dar respuestas.

Alberto Fernández podría ayudar con alguna declaración en la que garantice que va hacer lo posible para cumplir con todos los compromisos del país. Debería hacerlo, de hecho, porque es él quien va a recibir lo que quede de todo esto.

El Banco Central, por su parte, se tiene que encargar de controlar el dólar. No le queda otra posibilidad, porque la alternativa sería una hiperinflación, que sería mucho peor que una pérdida de reservas. No se sabe si lo va a logar o no, pero el dólar debería terminar más cerca del tope de la banda, que era de $51,45, no en $60 como llegó a estar.

 

***

“Hay que definir si el FMI va a permitir una intervención fuerte sobre el dólar”

(Leandro Ziccarelli, coordinador del Observatorio Monetario-Financiero del Centro de Economía Política Argentina)

 

 

Este lunes fue un día para vender; no creo que la cotización pueda ir mucho más allá de lo que vimos. Si ocurriera lo contario, el Gobierno se arriesgaría a no terminar su mandato.

Hay que definir ahora su el Fondo Monetario Internacional va a permitir una intervención fuerte para controlar el dólar.