X
Encerrado en la Casa Rosada, Macri y sus principales funcionarios analizan cómo seguir. Tras un informe de Sandleris y Dujovne, el Presidente pospuso la reunión de gabinete.
Por 12/08/2019 12:19

El Gobierno se recluye en el silencio y la plana mayor del oficialismo se agolpa en la Casa Rosada para analizar cómo seguir tras la derrota por más de 15 puntos del presidente Mauricio Macri frenta al precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández. Tras un breve informe del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, el Presidente y su jefe de campaña, Marcos Peña, decidieron levantar la reunión de gabinete prevista para las 11.

Nada que contar ni nada que anunciar, a pocas horas de la catástrofe electoral y sin una certeza sobre el comportamiento de los mercados hacia el final de la jornada. Bajo esa lógica, Macri pasó su encuentro con los ministros para las 15.30, con 30 minutos para volver a analizar el cierre del dólar -que por estas horas ya supera los $60- y otras variables económicas que complican al Gobierno ante una campaña que aún no empezó.

Mientras un sector del Gobierno califica como "irremontable" la situación política, otros dirigentes del espacio amarillo buscan imprimir optimismo. En la Casa Rosada reina el hermetismo y no habrá anuncios ni cambios de funcionarios hasta el cierre de esta jornada, que se presenta como un lunes negro para los mercados y, consecuentemente, para la gestión de Macri.

La plana mayor del oficialismo espera un “gesto” de la oposición y principalmente de los Fernández para amortiguar la agudización de la crisis. Sin embargo, en el PRO nadie quiere dar el brazo a torcer y arrima la posibilidad de un diálogo con el Frente de Todos para, al menos, conversar sobre los días venideros. Ningún funcionario del oficialismo se comunicó para saludar a los vencedores de las PASO. Tampoco lo hizo María Eugenia Vidal, que sufrió el arrastre de Macri en la provincia de Buenos Aires y perdió por más de 17 puntos contra el precandidato a gobernador kirchnerista, Axel Kicillof.