X
El gobernador reparte su boleta con la de tres presidenciables, pese a un acuerdo con la Casa Rosada. El kirchnerismo, de capa caída. Son 536.983 los rionegrinos habilitados para votar.
Por 10/08/2019 12:13

Con el ascenso y la consolidación de Juntos Somos Río Negro (JSRN), Río Negro se prepara para renovar bancas en el Senado y la Cámara de Diputados y aportar el 1,6 por ciento del electorado a la pelea entre los presidenciables. Este domingo, 536.983 rionegrinas y rionegrinos podrán elegir a sus representantes legislativos (dos diputados) y presidente. Esta elección primaria llega en un escenario particular: el gobernador, Alberto Weretilneck, candidato a tomar el lugar que dejará Miguel Ángel Pichetto, vuelve a candidatearse. La oposición, en cambio, llega golpeada por la elección provincial de abril.

El acuerdo para que bajaran el candidato en el tramo de senadores de Juntos por el Cambio aclaró el panorama. Weretilneck, sin rivales en ese tramo, sabe que llegará a octubre con un margen favorable. En las generales, el patagónico deberá ratificar ante el Frente de Todos quién se lleva dos bancas. Confiado en los números, desplegó una ambiciosa ingeniería electoral para ofrecerle al electorado -además de su lista- a Alberto y Cristina Fernández; a Mauricio Macri y Pichetto; y a Roberto Lavagna con Juan Manuel Urtubey.

 

 

Esta fue una pergeñada maniobra que significó solo en General Roca, el segundo distrito electoral de la provincia, 50 mil sobres con la boleta de JSRN más el peronismo, el macrismo y Consenso Federal.

ROTO. Así llega el kirchnerismo rionegrino, con una campaña fragmentada y desabrida. Con la guerra fría por las candidaturas al Senado, el intendente de Roca, Martín Soria, fue relegado a la nómina de Diputados. En esta campaña, apenas salió por algunas localidades del Alto Valle y hasta se cruzó con el aspirante a senador Martín Doñate, de La Cámpora.

Por San Carlos de Bariloche, la ciudad de mayor peso electoral, Silvina García Larraburu cerró su campaña. La ex reina de la nieve es una de las candidatas-compañeras de listas de Soria, al que culpó por la derrota en abril.

Juntos por el Cambio solo hace campaña con su diputado Sergio Wisky. En búsqueda de una reelección de banca, volvió a los primeros planos. “Tenemos una unión transitoria con Weretilneck”, le dijo a Letra P cuando Pichetto y Rogelio Frigerio recorrieron Cipolletti.