X
La Junta electoral confirmó el triunfo del partido de Weretilneck, al igual que en Allen, una semana después de las elecciones. Avanza el poder territorial de JSRN.
Por 01/07/2019 11:32

Después del recuento definitivo, Juntos Somos Río Negro (JSRN) venció por un estrecho margen al PRO en Cipolletti y el golpe a la Casa Rosada llegó con una semana de retraso. El anuncio dio por tierra las expectativas del actual intendente Aníbal Tortoriello, una de las figuras más importantes del macrismo rionegrino, que se quedó con las manos vacías en una impensada derrota. Esta no fue la única alegría para el partido de Alberto Weretilneck: también se impuso en Allen, donde YPF concentra la mayoría de sus inversiones en el Alto Valle y hace bandera de la explotación no convencional.

El recuento final cipoleño dejó primero a Claudio Di Tella -el candidato de JSRN- con 17.479 votos, contra los 17.215 de Tortoriello. Lejos llegó Luis Bardeggia, del FpV, con 8.296 votos.

 

 

“Teníamos 100% de las actas, habíamos coincidido con el FpV y la UCR”, contó este lunes Weretilneck, notablemente animado por ambos triunfos. Del otro lado, el jefe comunal que terminará mandato en diciembre no tuvo más remedio que dar el brazo a torcer: “Ayer terminó el escrutinio, que meritaba hacerse para la transparencia”.

Como contó Letra P, Tortoriello estaba convencido de su reelección y esperaba que este paso le diera la victoria. Aunque su gestión no tenía un balance negativo, quedó sumergido bajo la ola verde del provincialismo que ya se ratificó en abril con Arabela Carreras.  Por estas horas, el mal trago se digería por los delegados del gobierno nacional en la provincia, que mantenían silencio.

Sergio Wisky, diputado nacional por Cambiemos, se dedicó a enaltecer el acuerdo con la Unión Europea e hizo un tibio análisis de la confirmación de esta dura derrota, en contacto con el programa Mañana es Mejor, de LU 19. “Ante la duda de falta de algunas cosas, Aníbal planteó la revisión de varias urnas y se pudo dar. Me parece que está bueno que haya salido así”, reflexionó. Y agregó: “Para mí, la gestión de Aníbal es excelente. Hay que ver qué no pasó, para ver en qué fallamos. Creo que todos aportamos para que Aníbal no gane”.

La reaparición de Wisky no es casual. Anotado como primer candidato en la lista de diputados para esta elección, el ex intendente de El Bolsón se convirtió en la cara visible de esta campaña luego de ser borrado por el radicalismo en la contienda provincial. De muy buena relación cono Weretilneck, a principio de año llamó a ejercer el “el voto útil” y demostró la grieta en lo que era Cambiemos de Río Negro.

 

 

FINAL. En Allen, la interna del partido provincial definió a las próximas autoridades. En esta localidad, la candidata oficialista local Liliana Martín, funcionaria de la actual intendenta Sabina Costa, alcanzó el triunfo según el recuento definitivo. Segundo quedó el periodista Leonardo Boela, quien se presentara con el sello del Movimiento Popular Patagónico (MPP), una fuerza que integra la alianza de gobierno provincial.

En total, Martín llegó a los 5.157 sufragios; en segundo lugar, Boela alcanzó los 4.653. Esta pequeña diferencia no se transfirió el Concejo Deliberante, donde la flamante intendenta no tendrá la mayoría.