X
El macrista Tortoriello no acepta el resultado de la elección municipal. Pide que se cuente cada voto. En Allen, donde se libró una dura interna oficial, este martes se sabrá quién ganó.
Por 25/06/2019 10:56

Las elecciones municipales de Río Negro dejaron un clima espeso en el Alto Valle, el corazón económico de la provincia. Denuncias de fraude, reproches e impugnaciones se repiten en Cipolletti y Allen, las dos ciudades que quedaron bajo la lupa. En la primera, el intendente Aníbal Tortoriello (PRO) no reconoce su derrota, pide que se revea cada voto y provoca la reacción del oficialismo provincial, que lo acusa de “embarrar la cancha”. En la segunda, habrá un recuento definitivo con un importante operativo de seguridad, luego de que se registraran incidentes y que ocho de los diez candidatos pidieran impugnar el proceso electoral.

Ambas localidades, dos de las cuatro más importantes en juego este fin de semana, ratificaron el avance territorial para el partido del gobernador Alberto Weretilneck, Juntos Somos Río Negro (JSRN), que ya festejó en una y espera por otra victoria donde se vivía una dura interna entre partidos integrantes de la alianza de gobierno. 

El principal intendente de la Casa Rosada en Río Negro jura y perjura que ganó la elección: no reconoce su caída. Aunque trascendieran números de la junta electoral que confirmaban la victoria de Claudio Di Tella, Tortoriello no da cuenta y pide abrir urna por urna. Ni siquiera los mensajes del gobernador en las redes le hicieron mella.  

 

 

 

“El que se oponga le está quitando transparencia” al proceso eleccionario, bramó Tortoriello en la radio estatal LU 19 (La Voz del Comahue). Lo que reclamaba, según insistió, es el recuento de los sufragios. Como explicó este medio, la elección cipoleña fue apretada y significó un duro golpe al gobierno nacional, que esperaba un poco de paz luego de tantas derrotas en la región patagónica. Es así que el lunes fue un día complicado para los militantes de Juntos por el Cambio, que sintieron el golpe.

"Para todos los partidos el resultado fue el mismo. Solo sus resultados lo dan como ganador a Tortoriello. No quieren reconocer la derrota", se despachó el apoderado de JSRN y actual secretario de Medios rionegrino, Rodrigo Buteler. Según explicó el funcionario a Letra P, los números coincidieron con los apoderados del resto de las fuerza que participaron de la elección. "El miércoles es el escrutinio definitivo, ahí se terminará esta historia", anticipó Buteler.

Ante el inminente desenlace, el equipo del PRO pensaba en el final de este lunes una estrategia a seguir. Por ahora, el mensaje es el mismo: el triunfo es de Tortoriello.

 

 

Lo mismo sucede en “la joya” energética de la región, donde la candidata respaldada desde la capital, Liliana Martín, ratifica su triunfo, pero espera el recuento final que se hará en la Cámara de Industria y Comercio allense este martes por la tarde. “Hablamos con el gobernador, nos pidió que estemos a disposición de la Junta electoral”, le dijo Martín a Letra P. En una jornada compleja, en la que manifestantes fueron hasta las oficinas municipales, el oficialismo allense espera terminar con festejos.  

Polémica en Río Negro: el PRO resiste y niega triunfo de Weretilneck

El macrista Tortoriello no acepta el resultado de la elección municipal. Pide que se cuente cada voto. En Allen, donde se libró una dura interna oficial, este martes se sabrá quién ganó.

Las elecciones municipales de Río Negro dejaron un clima espeso en el Alto Valle, el corazón económico de la provincia. Denuncias de fraude, reproches e impugnaciones se repiten en Cipolletti y Allen, las dos ciudades que quedaron bajo la lupa. En la primera, el intendente Aníbal Tortoriello (PRO) no reconoce su derrota, pide que se revea cada voto y provoca la reacción del oficialismo provincial, que lo acusa de “embarrar la cancha”. En la segunda, habrá un recuento definitivo con un importante operativo de seguridad, luego de que se registraran incidentes y que ocho de los diez candidatos pidieran impugnar el proceso electoral.

Ambas localidades, dos de las cuatro más importantes en juego este fin de semana, ratificaron el avance territorial para el partido del gobernador Alberto Weretilneck, Juntos Somos Río Negro (JSRN), que ya festejó en una y espera por otra victoria donde se vivía una dura interna entre partidos integrantes de la alianza de gobierno. 

El principal intendente de la Casa Rosada en Río Negro jura y perjura que ganó la elección: no reconoce su caída. Aunque trascendieran números de la junta electoral que confirmaban la victoria de Claudio Di Tella, Tortoriello no da cuenta y pide abrir urna por urna. Ni siquiera los mensajes del gobernador en las redes le hicieron mella.  

 

 

 

“El que se oponga le está quitando transparencia” al proceso eleccionario, bramó Tortoriello en la radio estatal LU 19 (La Voz del Comahue). Lo que reclamaba, según insistió, es el recuento de los sufragios. Como explicó este medio, la elección cipoleña fue apretada y significó un duro golpe al gobierno nacional, que esperaba un poco de paz luego de tantas derrotas en la región patagónica. Es así que el lunes fue un día complicado para los militantes de Juntos por el Cambio, que sintieron el golpe.

"Para todos los partidos el resultado fue el mismo. Solo sus resultados lo dan como ganador a Tortoriello. No quieren reconocer la derrota", se despachó el apoderado de JSRN y actual secretario de Medios rionegrino, Rodrigo Buteler. Según explicó el funcionario a Letra P, los números coincidieron con los apoderados del resto de las fuerza que participaron de la elección. "El miércoles es el escrutinio definitivo, ahí se terminará esta historia", anticipó Buteler.

Ante el inminente desenlace, el equipo del PRO pensaba en el final de este lunes una estrategia a seguir. Por ahora, el mensaje es el mismo: el triunfo es de Tortoriello.

 

 

Lo mismo sucede en “la joya” energética de la región, donde la candidata respaldada desde la capital, Liliana Martín, ratifica su triunfo, pero espera el recuento final que se hará en la Cámara de Industria y Comercio allense este martes por la tarde. “Hablamos con el gobernador, nos pidió que estemos a disposición de la Junta electoral”, le dijo Martín a Letra P. En una jornada compleja, en la que manifestantes fueron hasta las oficinas municipales, el oficialismo allense espera terminar con festejos.