X

El gobernador apuesta su poder en Cambiemos al resultado en las PASO de su delfín, Suárez, que competirá en la interna contra un aspirante PRO. El peronismo elegirá entre La Cámpora y el PJ clásico.

Por 08/06/2019 16:44

Este domingo, casi un millón y medio de mendocinos utilizarán las urnas por primera vez en un año electoral que podría implicar llevarlos cuatro veces al cuarto oscuro. Para la mayoría de las provincias que separaron sus elecciones generales de las presidenciales, junio es el tramo final, salvo en Mendoza, que recién ahora realizará sus Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) con dos disputas internas en Cambiemos y en el PJ que sus respectivas conducciones nacionales buscaron evitar. Será la foto previa de las generales del 29 de septiembre, un mes antes de la primera vuelta presidencial.

 

 

El quinto distrito electoral del país contiene al 4,3% del padrón nacional y es una de las tres provincias que gobierna el radicalismo en nombre de Cambiemos. También, la única donde la Casa Rosada no pudo evitar una interna abierta, motorizada por el gobernador y titular del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, que concluye su mandato este año y no puede buscar su reelección. Como sucesor impulsó la precandidatura a gobernador del intendente capitalino y jefe provincial del partido, Rodolfo “Rody” Suárez, que encabeza una fórmula compartida por su colega de Junín, Mario Abed, que ocupa ese puesto por un acuerdo entre Cornejo y su otrora antagonista dentro del partido, el ex gobernador y ex vicepresidente Julio Cleto Cobos.

 

Cornejo viajó a Estados Unidos para presentar a su precandidato a sucesor.

 

Ambos postulantes del “pacto de unidad” entre Cornejo y Cobos se medirán con el intendente de Luján, el empresario Omar De Marchi, que cuenta con el apoyo de Balcarce 50 y goza de una muy buena relación con el presidente Mauricio Macri. Su fórmula se completa con la maestra Susana Velázquez, que, además de ser reconocida por su intervención social en la zona más pobre de Luján de Cuyo, es la consorte del actual intendente radical del municipio de Las Heras, Daniel Orozco.

 

 

La interna mendocina de Cambiemos, bajo la marca Cambia Mendoza, cuenta con un tercero en discordia: el histórico militante radical Fernando Armagnague, que competirá con ambos contendientes, pero sólo con chances de fragmentar la performance de su correligionario Suárez en el duelo con el macrista De Marchi.

 

 

Aún así, en Balcarce 50 pronostican una victoria de 10 a 15 puntos a favor del delfín de Cornejo, con una triple apuesta del mandatario saliente: consolidar el poder partidario en su terruño, retener el control de la provincia y no quedar desautorizado con una derrota este domingo. Un resultado adverso, especulan en el Gobierno, mellaría su rol nacional al frente de la UCR como uno de los principales negociadores del radicalismo con el PRO para definir la convivencia dentro de Cambiemos antes del cierre de listas del 22 de junio.

AZULES VS. KIRCHNERISTAS. El peronismo local también realizará una interna indeseada por su conducción nacional, luego de los intentos fallidos para sellar un acuerdo de unidad. A pesar de los intentos por evitarlo, los números en las encuestas preanuncian un final abierto y, a la vez, atractivo para el electorado. El duelo será entre un histórico dirigente del peronismo local, el intendente de Maipú, Alejandro Bermejo, y la senadora nacional de Unidad Ciudadana Anabel Fernández Sagasti. Si bien los contendientes comparten grandes coincidencias respecto al rol opositor del peronismo, se medirán este domingo para definir quién será el candidato a gobernador por el PJ.

 

 

El jefe comunal que representa a los “azules” del peronismo local es secundado por Cristina Da Dalt, una dirigente comunal y concejala del sureño departamento de San Rafael, que tiene a la segunda ciudad más importante de la provincia. Por su parte, la senadora y precandidata que comparte bancada con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner tiene como candidato a vice al diputado provincial Jorge Tanús, oriundo de San Martín y titular de la Cámara baja local durante los gobiernos de Celso Jaque y Francisco “Paco” Pérez.

 

 

UNIVERSO Y PREVIAS ESTADÍSTICAS. Las dos internas más importantes de la provincia se realizan en una contienda donde hay 11 fórmulas de precandidatos que se medirán para disputar la renovación de 143 cargos repartidos en cinco categorías: concejales, diputados, senadores, intendentes y gobernador.

El padrón provincial indica que hay 1.406.542 personas habilitadas para votar con 1.861 precandidatos inscriptos en todas las categorías, incluídos los suplentes.

En 2015, durante las PASO del 19 de abril, Cornejo fue el único candidato de Cambia Mendoza y obtuvo el 47,58% de los votos. La versión local de Cambiemos se impuso por cinco puntos encima del caudal de la alianza "Frente para la Victoria", con tres precandidatos que sumaron el 42,46% de los sufragios. En las generales del 21 de junio, Cambia Mendoza llegó al 48,38% y el FpV cosechó el 41,02%.

En 2017, durante las PASO legislativas del 13 de agosto, la performance para diputados nacionales de Cambiemos obtuvo el 42,64% de los votos, con dos listas, y el peronismo, con Somos Mendoza, llegó al 34,59%, con tres escuderías. En los comicios del 22 de octubre de ese año, la misma categoría concluyó con una victoria para Cambiemos con el 45,73% y un segundo lugar para el PJ, con el 25,38% de los votos.