12|5|2022

El Gobierno se acerca a Massa, Pichetto y Urtubey y juega en la interna del PJ

02 de mayo de 2019

02 de mayo de 2019

Quieren firmar con ese sector de la oposición un documento conjunto con aires de continuidad para el próximo gobierno. Cumplimiento del pago de la deuda y la reforma laboral, entre los compromisos.

Luego de ratificar la candidatura por la reelección del presidente Mauricio Macri, y enterrar la posibilidad de ser reemplazado por la gobernadora María Eugenia Vidal, la Casa Rosada puso en marcha un operativo para meterse de lleno en la interna del peronismo y aprovechar la ausencia de definiciones sobre el candidato del PJ que se medirá con el líder del PRO. Consiste en una negociación, de alto valor simbólico, con los distintos referentes del peronismo no kirchnerista para que firmen un acuerdo de diez puntos para garantizar la continuinidad de las políticas de ajuste pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

El documento, según explicaron fuentes oficiales a Letra P, fue presentado a los distintos dirigentes peronistas, como el líder del Frente Renovador, Sergio Massa; el precandidato y senador de Argentina Federal, Miguel Angel Pichetto, y los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey, y de Córdoba, Juan Schiaretti. La convocatoria, claro está, no solo deja afuera a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, ya que es una apuesta fervorosa a la híper polarización, sino también al ex ministro de Economía Roberto Lavagna, otro presidenciable en carrera.

 

Mientras aguarda la respuesta de los dirigentes que recibieron el borrador, el Gobierno oficializó el compromiso que establece “lograr y mantener el equilibrio fiscal; sostener un Banco Central independiente, que combata la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos; buscar una mayor integración al mundo, promoviendo el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones; garantizar el respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión; y la creación de empleo a través de una legislación laboral moderna”, es decir, mediante una nueva reforma laboral.

 

 

El pacto también menciona la “reducción de la carga impositiva, a nivel nacional, provincial y municipal y enfocado en los impuestos más distorsivos; consolidación un sistema previsional sostenible y equitativo; consolidación de un sistema federal, basado en reglas claras, que permitan el desarrollo de las provincias y que impidan que el gobierno nacional ejerza una discrecionalidad destinada al disciplinamiento político”, una cláusula que busca garantizar la continuidad de los pactos fiscales promovidos por el gobierno dentro de las negociaciones para alcanzar “déficit fiscal cero”. Los dos últimos puntos incluyen “asegurar un sistema de estadísticas transparente, confiable y elaborado en forma profesional e independiente” y el “cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores”.

 

Apenas comenzó a circular el borrador, distintas voces oficiales rompieron el silencio. Una alta fuente del Palacio de Hacienda, que encabeza el ministro Nicolás Dujovne, negó a este medio que haya sido formulado a pedido del FMI. “Es una lógica para que el peronismo razonable se comprometa a cumplir ciertas cosas, pero también para dejar en off side a quien no lo firme”, explicó la fuente. “No es necesariamente para meternos en la interna del peronismo, pero apunta a demostrar que en la Argentina hay dirigentes razonables, incluso dentro del peronismo”.

 

Desde La Plata, un importante funcionario que reporta a Vidal consideró que el pronunciamiento “es para darles entidad y visibilidad a los peronistas no kirchneristas, para que tengan más presencia. Pero también sirve como como mensaje a los mercados”, detalló. 

 

En Balcarce 50 negaron que el pacto haya sido diseñado a pedido del FMI. Uno de los participantes de la cena que convocó este lunes el jefe de Gabinete, Marcos Peña, agregó que el tema no fue mencionado en la reunión ampliada de la mesa chica que rodea al Presidente. En esa cita el ministro coordinador informó que habían llegado a un acuerdo con el organismo financiero para vender dólares por debajo de la banda de flotación y luego pidió cerrar filas detrás del operativo reelección Macri 2019.

 

DESCONFIANZA. Apenas comenzó a circular el texto, las respuestas del peronismo fueron disímiles, tanto entre los destinatarios del borrador como del lavagnismo, que no recibió el documento.

 

Con cautela, los voceros de Massa sólo confirmaron que este viernes realizará una conferencia de prensa para comunicar su posición, aunque el pacto de los diez puntos aparece cuando el massismo dejó de rechazar abiertamente un acuerdo con el kirchnerismo y pone en foco su pelea contra el modelo económico macrista.

 

Cerca de Lavagna cuestionaron la presentación de los diez puntos y los consideraron “una bomba de humo”. “Si hay voluntad de diálogo no se comunica de esta manera. Esto queda como una mera operación, una bomba de humo. Que no le hayan preguntado a uno de los tipos con más experiencia, que sacó a la Argentina de la crisis más grave de los últimos 150 años, no es un buen indicador”, definió la fuente consultada. 

 

 

 

En medio de las respuestas, el único que salió a los medios a defender el borrador fue Pichetto. “Es importante que Argentina sea previsible. Hablé con (el ministro del Interior, RogelioFrigerio y no estuve con el Presidente, pero el ministro me llamó, me comentó estos temas y le dije mi opinión”, explicó el senador ante las consultas periodísticas.

 

Según contó, le dijo a Frigerio que comparte el texto, aunque le aclaró que “hay temas, como la modernización laboral, que requieren una discusión más amplia con los sectores del trabajo, porque en una etapa dura de ajuste fiscal esta reforma va en detrimento de los trabajadores”.

 

“Hasta ahora lo que hubo son puntos que hablan de una política de Estado para cuidar a la Argentina y combatir la volatilidad, pero lo digo en términos personales, porque no he hablado con otros miembros de Alternativa Federal”, aclaró el rionegrino, que la semana pasada cosechó elogios íntimos de Macri por las declaraciones que formuló en Estados Unidos para negar la posibilidad de un nuevo default. El titular del bloque del PJ en el Senado fue invitado por dos universidades norteamericanas y sus palabras fueron elogiadas en la Casa Rosada.