X
  • Críticas al Gobierno y reproches durante el remate de soja en la Bolsa rosarina

  • Críticas al Gobierno y reproches durante el remate de soja en la Bolsa rosarina

  • Críticas al Gobierno y reproches durante el remate de soja en la Bolsa rosarina

  • Críticas al Gobierno y reproches durante el remate de soja en la Bolsa rosarina

El presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padoán, abrió el fuego. El representante de Agroindustria respondió filoso. Saludo de distensión con el gobernador Lifschitz.
Por 24/04/2019 21:29

El remate del 1° lote de soja de la campaña 2018/19 en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) se movió este miércoles con un pulso político poco habitual para este tipo de actos en los que abunda el protocolo y la cortesía institucional. La previa se colmó de pronósticos para las elecciones presidenciales, mientras que en el evento hubo reclamos al gobierno nacional por parte de los anfitriones y fuertes reproches y pedido de memoria como respuesta.

Pasado el mediodía, el recinto de operaciones del Mercado Físico de Granos se abarrotó de corredores de cereales, acopiadores, productores y representantes de aceiteras y exportadoras, que repasaban cotizaciones e intercambiaban cálculos y deseos electorales.

“¿Viste que saca un libro Cristina? Bueno, adiviná dónde lo presenta. Adiviná en qué lugar…. ¡En La Rural!, ¡En el predio de La Rural! Increíble, ella que no quería al campo”, le dijo entre risas un corredor de cereales a otro que lo miraba atónito. Faltaron los candidatos para la gobernación, y solo los candidatos locales del macrismo y el socialismo estuvieron. Pero el tenor político lo pusieron sorpresivamente desde el atril.

 

 

Cuadernogate. Algo incómodo por los flashes, el presidente de la BCR, Alberto Padoán, cruzó palabras amistosas con el gobernador Miguel Lifschitz como para pasar el apuro. Se trató de su primer acto público tras retomar la licencia obligada por el procesamiento en la causa de las fotocopias de los cuadernos de las coimas.

Hace una semana, la Cámara Criminal y Correccional Federal decretó la falta de mérito por el delito de asociación ilícita aunque se mantiene la causa de dación de dádivas. Es decir que zafó de la mayor sanción penal pudo significarle y que originó su pedido de licencia. Aún conviven en un ruido interno sus leales y quienes marcan distancia por el episodio. Muchos pegaron el faltazo.

Ya en su discurso, apuntó a los aranceles, a la emergencia agropecuaria y a la infraestructura que no hizo pie aún con las PPP (Participación Público Privada). A medida de las aceiteras y cerealeras exportadoras, el socio accionario de Vicentín recriminó la eliminación del escalonamiento de retenciones y el valor fijo por dólar exportado que se agregó en septiembre pasado que “causaron gran preocupación pero sobre todo una enorme decepción especialmente en la soja”.

 

 

Se había escuchado un texto intenso y a la medida de los presentes que aplaudieron a Padoán en la medida justa. Se esperaban discursos protocolares pero al parecer no pasaron indiferentes las palabras del anfitrión para el representante del gobierno.

Que no le suelten la mano. Mientras el secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, recorría mesas de negociación en China junto a la Cámara de Aceiteras y Exportadores de Cereales (Ciara-CEC) para abrir el mercado de harina de soja, el que tomó la palabra fue el Subsecretario de Mercados Agropecuarios, Jesús María Silveyra.

“Algunos dicen que hemos hecho las cosas mal y que somos unos ineptos (...) vamos a revisar algunas cosas de las que hemos hecho.”

El funcionario no fue contemplativo hacia el sector. Fue más bien defensivo. De arranque sacó a colación las críticas recibidas por el gobierno nacional del sector agropecuario que evidentemente mellaron en la confianza macrista. “Algunos dicen que hemos hecho las cosas mal y que somos unos ineptos”, reprochó sin personalizar, “por eso vamos a revisar algunas cosas de las que hemos hecho y ‘afectaron’ al sector agropecuario”, acentuó.

Luego de enumerar el quite de los ROE y cupos de exportación, mejoramientos burocráticos y logísticos, disminuciones en las retenciones, retrucó: “Todas estas cosas que para algunos se hicieron mal produjeron dos récord de producción de granos”.

Por último, y cuando el recinto atendía el filo del discurso, Silveyra hizo un guiño electoral apelando a la contraposición pasado-futuro. “La invitación que hago en este remate es a mirar un poco para atrás, y recordar todo esto, y valorar todo lo hecho, pero también a pensar en el futuro que nos espera”.