X
El precandidato a la gobernación Kicillof comandó un nutrido acto donde estuvo respaldado por el ex intendente Díaz Pérez y sus viejos contrincantes internos Julián Álvarez y Edgardo Depetri.
Redacción 11/04/2019 18:34

“Quiero agradecer a los compañeros por esta muestra de unidad en Lanús”, afirmó el diputado nacional de Unidad Ciudadana Axel Kiciloff durante el acto que comandó el pasado miércoles en la plaza Auyero de dicha localidad. El pre candidato a la gobernación bonaerense estuvo acompañado en el improvisado escenario, y ante una nutrida concurrencia, por el ex intendente Darío Díaz Pérez, el ex candidato a la jefatura comunal por el kirchenrismo Julián Álvarez y el concejal y titular del Frente Transversal, Edgardo Depetri.

 

 

Los tres dirigentes oriundos de la mencionada localidad, que en 2015 conquistó Cambiemos bajo el mando del hiper macrista Néstor Grindetti, fueron contrincantes internos durante las épocas de mando peronista y hoy aspiran a ser los futuros candidatos a la intendencia.

La disputa entre Álvarez, el candidato a la jefatura comunal en 2015, y el actual jefe del bloque de senadores del peronismo, no resulta un secreto sino que fue durante varios años una suerte de interna en capítulos. Fue la clásica pelea entre el caudillo territorial y el por entonces funcionario K elegido por la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, para comandar el municipio.

 

 

Algo más alejado de esos entuertos, aunque con personería ultra K, se ubicó siempre el ex diputado nacional Depetri.

“Lanús tiene tres enemigos declarados: Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Néstor Grindetti”, remarcó Kiciloff durante el acto, casi como una advertencia. E invitó a militar con todos los vecinos sin distinción de sector ni espacio partidario.

 

 

“Intentan llenar la cabeza de odio a un montón de gente y profundizar la grieta, pero nosotros tenemos que llenar la grieta con política y militancia –dijo el ex ministro de Economía-. Muchos pensaron que iban a tener una mejora y fueron engañados. No nos podemos enojar con algún compañero porque pensó que iba a vivir mejor”, dijo para cicatrizar heridas.

El discurso del pre candidato a la gobernación, que desde hace varios meses recorre toda la provincia, tuvo un momento de fuerte crítica a la mandataria bonaerense a quien cuestionó por su gestión en educación y por armar un "show de engaño" con su “lucha contra las mafias”.

 

 

Lanús fue escenario de la primera foto de unidad peronista en el conurbano

El precandidato a la gobernación Kicillof comandó un nutrido acto donde estuvo respaldado por el ex intendente Díaz Pérez y sus viejos contrincantes internos Julián Álvarez y Edgardo Depetri.

“Quiero agradecer a los compañeros por esta muestra de unidad en Lanús”, afirmó el diputado nacional de Unidad Ciudadana Axel Kiciloff durante el acto que comandó el pasado miércoles en la plaza Auyero de dicha localidad. El pre candidato a la gobernación bonaerense estuvo acompañado en el improvisado escenario, y ante una nutrida concurrencia, por el ex intendente Darío Díaz Pérez, el ex candidato a la jefatura comunal por el kirchenrismo Julián Álvarez y el concejal y titular del Frente Transversal, Edgardo Depetri.

 

 

Los tres dirigentes oriundos de la mencionada localidad, que en 2015 conquistó Cambiemos bajo el mando del hiper macrista Néstor Grindetti, fueron contrincantes internos durante las épocas de mando peronista y hoy aspiran a ser los futuros candidatos a la intendencia.

La disputa entre Álvarez, el candidato a la jefatura comunal en 2015, y el actual jefe del bloque de senadores del peronismo, no resulta un secreto sino que fue durante varios años una suerte de interna en capítulos. Fue la clásica pelea entre el caudillo territorial y el por entonces funcionario K elegido por la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, para comandar el municipio.

 

 

Algo más alejado de esos entuertos, aunque con personería ultra K, se ubicó siempre el ex diputado nacional Depetri.

“Lanús tiene tres enemigos declarados: Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Néstor Grindetti”, remarcó Kiciloff durante el acto, casi como una advertencia. E invitó a militar con todos los vecinos sin distinción de sector ni espacio partidario.

 

 

“Intentan llenar la cabeza de odio a un montón de gente y profundizar la grieta, pero nosotros tenemos que llenar la grieta con política y militancia –dijo el ex ministro de Economía-. Muchos pensaron que iban a tener una mejora y fueron engañados. No nos podemos enojar con algún compañero porque pensó que iba a vivir mejor”, dijo para cicatrizar heridas.

El discurso del pre candidato a la gobernación, que desde hace varios meses recorre toda la provincia, tuvo un momento de fuerte crítica a la mandataria bonaerense a quien cuestionó por su gestión en educación y por armar un "show de engaño" con su “lucha contra las mafias”.