X
La diputada provincial renunció a Usina de Justicia por su disconformidad con los términos de la impugnación presentada por esa institución.
Por 14/03/2019 16:15

La diputada provincial de Cambiemos Carolina Piparo pegó el portazo de la ONG Usina de Justicia, disconforme con los términos de la impugnación que esa entidad hizo a la designación de Sergio Torres para la Suprema Corte de Justicia, tal como anticipó Letra P el viernes 8 de marzo último.

La legisladora platense hizo el anuncio mediante su cuenta en la red social Twitter, donde explicó que se trata de un espacio “apartidario” y que su participación “ha sido leída erradamente en sentido contrario a ese principio”. Acto seguido, agradeció “el camino recorrido” y resaltó: “Siempre coincidiremos en la lucha por derechos para las víctimas”.

El gobierno bonaerense oficializó la designación del juez federal Torres como postulante a la Corte luego de la publicación del pliego en el Boletín Oficial provincial. La primera impugnación llegó vía Usina de Justicia: se objetó el perfil garantista del magistrado impulsado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

 

 

Usina de Justicia sirvió muchas veces como un tanque de pensamiento para las políticas de Cambiemos en materia de seguridad y justicia. En la presentación, que lleva la firma de la filósofa Diana Cohen Agrest, se señala que Torres es de la línea del derecho penal abolicionista y adhiere a la teoría no punitiva del ex juez de la Corte Suprema federal Eugenio Zaffaroni.

“No podemos callar nuestra oposición a dicho nombramiento, el que estimamos como un enorme retroceso en la lucha que hace años hemos emprendido en Usina de Justicia, a fin de erradicar del sistema penal la doctrina abolicionista implantada por su mentor, el Dr. Eugenio Zaffaroni, y continuada por sus discípulos”, indican en alusión al juez federal Torres, “al que no podemos considerar alejado de esa doctrina”, agregan en la presentación a la que accedió Letra P.