X

Por encima de la grieta, Gutiérrez arrasó y fue reelecto en la gobernación

El MPN obtuvo más del 39% de los votos y el gobernador volverá a jurar el próximo 10 de diciembre, acompañado de Koopmann como vice. El kirchnerista Rioseco se quedó con el 26%. Tercero, Quiroga.
Por 10/03/2019 18:16

NEUQUÉN CAPITAL (Corresponsal). El gobernador Omar Gutiérrez consiguió este domingo un triunfo aplastante y gobernará Neuquén por cuatro años más, estirando una racha positiva de 57 años del Movimiento Popular Neuquino (MPN), fuerza que no conoce la derrota desde su creación. Con el 98% de las mesas escrutadas, le sacó 14 puntos de diferencia al candidato del kirchnerismo, Ramón Rioseco, quien se ubicó en segundo lugar, por encima de Omar “Pechi” Quiroga, candidato de Cambiemos.

Los datos parciales difundidos por la Junta Electoral neuquina indican que Gutiérrez cosecha 39,91%; Rioseco, 26,06%; Omar “Pechi” Quiroga, 15,13%, y en cuarto lugar se ubica Jorge Sobisch, con 9,87%. Según datos oficiales, la participación en la elección alcanzó el 78,42% del padrón electoral.

Así, el MPN se ratifica como la fuerza política provincial más importante del país, relegando el sueño kirchnerista de quedarse con la provincia que tiene la joya Vaca Muerta.

 

 

Pese a que el candidato de Cambiemos quedó relegado al tercer lugar, como contó Letra P, la Casa Rosada observa con buenos ojos la continuidad del MPN. El triunfo del oficialismo provincial evitó la derrota del macrismo a manos del candidato de Cristina Kirchner, con quien el gobierno central elige polarizar de cara a la principal elección del año, la pelea por el sillón presidencial.

Un dato clave de la elección es el alto porcentaje que aportaron las cuatro listas colectoras a Gutiérrez: más de 16% de los sufragios emitidos, que le permiten liderar la nómina ejecutiva y un nuevo cuadro legislativo.

"Hoy es el día en el cual ganó Neuquén", dijo Gutiérrez tras lograr el aplastante triunfo. 

Otro dato que se recorta de la jornada electoral es el porcentaje que obtuvo el ex gobernador Sobisch, quien eligió jugar por afuera del MPN con Democracia Cristiana. Este medio describió cómo podía acercarse a las tres fuerzas con un discurso de mano dura, rememorando los tres mandatos caracterizados por la obra pública. 

Los búnkers de Unidad Ciudadana y de Cambiemos, desde las 20, pasaron de la incertidumbre (sobre todo el kirchnerista) a la desazón. “Es el final”, le dijeron a Letra P apenas aparecieron los primeros números. Quiroga, el hombre fuerte de Cambiemos, fue el primero que habló tras la contundente derrota.

Las cuatro listas colectoras le aportaron 16% de los sufragios a Gutiérrez, que le permiten liderar la nómina ejecutiva y un nuevo cuadro legislativo.

El clima ganador del MPN se sentía desde el principio del domingo. Si bien había una incógnita sobre la diferencia, referentes y candidatos evitaban dar pronósticos. Hasta el gobernador le bajó el tono a la discusión nacional que dio esta contienda. “Es una elección provincial”, dijo en la previa.

Quiroga, quien antes de votar le reconoció a Letra P que hace tiempo no hablaba con el presidente Mauricio Macri, fue el primero en reconocer la derrota. “Fueron elecciones limpias”, planteó, diferenciándose de Unidad Ciudadana, que planteó irregularidades promediando la jornada.

En la noche de este domingo, la militancia del MPN copaba las calles de la capital neuquina y se desplazaba rumbo al comando de campaña, adonde se volvía casi imposible llegar.

Por encima de la grieta, Gutiérrez arrasó y fue reelecto en la gobernación

El MPN obtuvo más del 39% de los votos y el gobernador volverá a jurar el próximo 10 de diciembre, acompañado de Koopmann como vice. El kirchnerista Rioseco se quedó con el 26%. Tercero, Quiroga.

NEUQUÉN CAPITAL (Corresponsal). El gobernador Omar Gutiérrez consiguió este domingo un triunfo aplastante y gobernará Neuquén por cuatro años más, estirando una racha positiva de 57 años del Movimiento Popular Neuquino (MPN), fuerza que no conoce la derrota desde su creación. Con el 98% de las mesas escrutadas, le sacó 14 puntos de diferencia al candidato del kirchnerismo, Ramón Rioseco, quien se ubicó en segundo lugar, por encima de Omar “Pechi” Quiroga, candidato de Cambiemos.

Los datos parciales difundidos por la Junta Electoral neuquina indican que Gutiérrez cosecha 39,91%; Rioseco, 26,06%; Omar “Pechi” Quiroga, 15,13%, y en cuarto lugar se ubica Jorge Sobisch, con 9,87%. Según datos oficiales, la participación en la elección alcanzó el 78,42% del padrón electoral.

Así, el MPN se ratifica como la fuerza política provincial más importante del país, relegando el sueño kirchnerista de quedarse con la provincia que tiene la joya Vaca Muerta.

 

 

Pese a que el candidato de Cambiemos quedó relegado al tercer lugar, como contó Letra P, la Casa Rosada observa con buenos ojos la continuidad del MPN. El triunfo del oficialismo provincial evitó la derrota del macrismo a manos del candidato de Cristina Kirchner, con quien el gobierno central elige polarizar de cara a la principal elección del año, la pelea por el sillón presidencial.

Un dato clave de la elección es el alto porcentaje que aportaron las cuatro listas colectoras a Gutiérrez: más de 16% de los sufragios emitidos, que le permiten liderar la nómina ejecutiva y un nuevo cuadro legislativo.

"Hoy es el día en el cual ganó Neuquén", dijo Gutiérrez tras lograr el aplastante triunfo. 

Otro dato que se recorta de la jornada electoral es el porcentaje que obtuvo el ex gobernador Sobisch, quien eligió jugar por afuera del MPN con Democracia Cristiana. Este medio describió cómo podía acercarse a las tres fuerzas con un discurso de mano dura, rememorando los tres mandatos caracterizados por la obra pública. 

Los búnkers de Unidad Ciudadana y de Cambiemos, desde las 20, pasaron de la incertidumbre (sobre todo el kirchnerista) a la desazón. “Es el final”, le dijeron a Letra P apenas aparecieron los primeros números. Quiroga, el hombre fuerte de Cambiemos, fue el primero que habló tras la contundente derrota.

Las cuatro listas colectoras le aportaron 16% de los sufragios a Gutiérrez, que le permiten liderar la nómina ejecutiva y un nuevo cuadro legislativo.

El clima ganador del MPN se sentía desde el principio del domingo. Si bien había una incógnita sobre la diferencia, referentes y candidatos evitaban dar pronósticos. Hasta el gobernador le bajó el tono a la discusión nacional que dio esta contienda. “Es una elección provincial”, dijo en la previa.

Quiroga, quien antes de votar le reconoció a Letra P que hace tiempo no hablaba con el presidente Mauricio Macri, fue el primero en reconocer la derrota. “Fueron elecciones limpias”, planteó, diferenciándose de Unidad Ciudadana, que planteó irregularidades promediando la jornada.

En la noche de este domingo, la militancia del MPN copaba las calles de la capital neuquina y se desplazaba rumbo al comando de campaña, adonde se volvía casi imposible llegar.