X
Se trata de Víctor Manzanares, quien estuvo reunido con el fiscal Carlos Stornelli. En ese contexto, le ratificó su intención de brindar información en la causa sobre el pago de sobornos.
Redacción 06/02/2019 8:02

El contador Víctor Manzanares, que asesoraba a la familia Kirchner, estuvo seis horas en los Tribunales de Comodoro de Py frente al fiscal federal Carlos Stornelli, ante quien manifestó su intención de abocarse a la figura de arrepentido en la causa de los cuadernos.

Aunque no está detenido ese expediente, sino por el de Los Sauces, el histórico colaborador de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner arribó al edificio del barrio porteño de Retiro a las 16 del martes, fuertemente custodiado y proveniente del Penal de Marcos Paz.

 

 

Durante el encuentro con Stornelli, que se repitiría en los próximos días, Manzanares ratificó su intención de brindar información y convertirse en imputado colaborador.

En esas seis horas de diálogo, que se produjo bajo un rígido hermetismo, el ex contador de los Kirchner estuvo acompañado por sus abogados defensores, Roberto Herrera y Alejandro Baldini.

Finalmente, pasadas las 22, Manzanares fue trasladado de regreso al Complejo Penitenciario Federal de Marcos Paz, donde se encuentra detenido desde julio de 2017 por orden del juez Claudio Bonadio en el marco de la causa Los Sauces, que investiga la presunta comisión del delito de lavado de dinero y cobro de coimas por parte de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner a empresarios de la obra pública.

El contador ya había intentado abocarse a la figura de arrepentido en la causa de los cuadernos en diciembre pasado, aunque no había recibido el visto bueno de Stornelli y Carlos Rívolo.

En caso de que los fiscales acepten incorporarlo como imputado colaborador en el expediente, Manzanares debería aguardar aún la opinión del magistrado Bonadio para que el acuerdo sea válido.

El ex contador de los Kirchner busca convertirse en el nuevo arrepentido

Se trata de Víctor Manzanares, quien estuvo reunido con el fiscal Carlos Stornelli. En ese contexto, le ratificó su intención de brindar información en la causa sobre el pago de sobornos.

El contador Víctor Manzanares, que asesoraba a la familia Kirchner, estuvo seis horas en los Tribunales de Comodoro de Py frente al fiscal federal Carlos Stornelli, ante quien manifestó su intención de abocarse a la figura de arrepentido en la causa de los cuadernos.

Aunque no está detenido ese expediente, sino por el de Los Sauces, el histórico colaborador de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner arribó al edificio del barrio porteño de Retiro a las 16 del martes, fuertemente custodiado y proveniente del Penal de Marcos Paz.

 

 

Durante el encuentro con Stornelli, que se repitiría en los próximos días, Manzanares ratificó su intención de brindar información y convertirse en imputado colaborador.

En esas seis horas de diálogo, que se produjo bajo un rígido hermetismo, el ex contador de los Kirchner estuvo acompañado por sus abogados defensores, Roberto Herrera y Alejandro Baldini.

Finalmente, pasadas las 22, Manzanares fue trasladado de regreso al Complejo Penitenciario Federal de Marcos Paz, donde se encuentra detenido desde julio de 2017 por orden del juez Claudio Bonadio en el marco de la causa Los Sauces, que investiga la presunta comisión del delito de lavado de dinero y cobro de coimas por parte de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner a empresarios de la obra pública.

El contador ya había intentado abocarse a la figura de arrepentido en la causa de los cuadernos en diciembre pasado, aunque no había recibido el visto bueno de Stornelli y Carlos Rívolo.

En caso de que los fiscales acepten incorporarlo como imputado colaborador en el expediente, Manzanares debería aguardar aún la opinión del magistrado Bonadio para que el acuerdo sea válido.