X

Kicillof: “Tengo mucho entusiasmo por ser candidato” a gobernador

El diputado sigue su tour bonaerense. Fue a Ensenada a inaugurar un centro de salud con el intendente Secco. Apunta a Vidal: "Es asesino lo que está pasando”. Prédica y ráfaga de selfies.
Por 28/02/2019 10:19

En el municipio de Ensenada, sobre la costa del Río de La Plata, el tránsito en la avenida Almirante Brown y calle 44 en Punta Lara está cortado. Se inaugura el nuevo Centro de Salud Juana Azurduy. El acto se desarrolla sobre la fachada del edificio en cuestión, que cuenta con ocho consultorios a estrenar, luce un verde furioso y se abastece de energía solar. Hay dos ambulancias del SAME –el servicio de emergencia que Cambiemos importó de la Ciudad de Buenos Aires- en la puerta, un camión de los bomberos voluntarios y, tras el escenario, que no tiene pantallas ni demasiado despliegue, se paran las trabajadoras del centro asistencial. Cuando el intendente Mario Secco llega al lugar, lo hace con el diputado nacional por Unidad Ciudadana Axel Kicillof, ex ministro de Economía de Cristina Kirchner. Cruzan por el medio de la gente y el inicio del acto se demora: en Punta Lara, la foto con Kicillof cotiza. La foto con el hombre que quiere ser gobernador. “Tengo mucho entusiasmo por ser candidato, sería un desafío enorme” le dice a Letra P.

 


 

El economista está decidido a confrontar con la gobernadora María Eugenia Vidal en las próximas elecciones y buscará ser el candidato a gobernador. Es una posición que también pretenden intendentes peronistas como Verónica Magario (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Francisco Durañona (San Antonio de Areco).

En los discursos por la inauguración del Juana Azurduy el blanco es Vidal. Lo hace Secco cuando repasa las obras hechas y por hacer en su gestión. “En estos tres años, la fracasada de la gobernadora no nos mandó ni un pizarrón”, dispara. Lo hace Kicillof, sin eufemismos, cuando lanza: “Vidal es la peor gobernadora de la historia de la provincia; no defiende a los bonaerense. Votarla a Vidal es votarlo a Macri. Se tienen que ir”.

El acto termina, gente agolpada, fotos y saludos al dirigente K, que se mete a recorrer el centro de salud luego de cortar la cinta. Al terminar habla con este portal y ratifica su intención de ser candidato a gobernador. Opina sobre la paritaria docente y dice que no hay límites para la unidad. La salida es como una gira Beatle: pasos ajustados sobre sus zapatillas marca Justicialistas, fotos y más fotos.  
 

Junto a Mario Secco, uno de los intendentes más leales a CFK (Foto: AG La Plata)

 

-Recién, en el acto, dijo que Vidal es la peor gobernadora de la historia. ¿Por qué?

-Duplicó la deuda de la Provincia. Eso es una carga y un peso muy grandes de intereses de deuda. También ha iniciado un ajuste muy fuerte en los sistemas de salud y educación, en los sueldos públicos. Ha declarado la guerra santa contra las maestras y los maestros.

-El fin de semana recorrió la Cuarta sección electoral, en enero estuvo en la Costa bonaerense, hoy en Ensenada, donde el intendente dijo que ojalá usted tenga la oportunidad de gobernar. ¿Se imagina siendo candidato a gobernador?

-Sí, la verdad es que tengo mucho entusiasmo, pero trabajando hoy en la construcción de un frente de unidad lo más amplio posible. Después veremos las candidaturas. Sería un desafío enorme, inmenso. Y me parece muy pero muy interesante en lo personal. Buscaremos la mejor combinación para poder ganar las elecciones.
 

 

-¿Por qué quiere ser candidato?

-Hoy no es una cuestión nuestra de ganar por ganar. Hace falta pararle la mano a este gobierno. Cuatro años más de ajuste, de endeudamiento y de pérdida de derechos van a ser muy duros para nuestro pueblo y no lo podemos permitir.

-También dijo que hay que construir un frente amplio, nacional, democrático y feminista. ¿Cuál es el límite de esa unidad?

-No hay límite. Creo que es algo muy conceptual y muy obvio. Esto sería una unidad de los que somos opositores a Macri y Vidal. Los que no se deciden sobre si ser opositores o no van a tener un problema. Tampoco creo que podamos conseguir una fuerza que entusiasme y que sea ganadora como alternativa si pensamos lo mismo o acompañamos a Macri. Es una decisión de cada uno de los dirigentes. Cada dirigente tiene que tener el coraje de dar ese paso y convertirse en opositor.

Kicillof: “Tengo mucho entusiasmo por ser candidato” a gobernador

El diputado sigue su tour bonaerense. Fue a Ensenada a inaugurar un centro de salud con el intendente Secco. Apunta a Vidal: "Es asesino lo que está pasando”. Prédica y ráfaga de selfies.

En el municipio de Ensenada, sobre la costa del Río de La Plata, el tránsito en la avenida Almirante Brown y calle 44 en Punta Lara está cortado. Se inaugura el nuevo Centro de Salud Juana Azurduy. El acto se desarrolla sobre la fachada del edificio en cuestión, que cuenta con ocho consultorios a estrenar, luce un verde furioso y se abastece de energía solar. Hay dos ambulancias del SAME –el servicio de emergencia que Cambiemos importó de la Ciudad de Buenos Aires- en la puerta, un camión de los bomberos voluntarios y, tras el escenario, que no tiene pantallas ni demasiado despliegue, se paran las trabajadoras del centro asistencial. Cuando el intendente Mario Secco llega al lugar, lo hace con el diputado nacional por Unidad Ciudadana Axel Kicillof, ex ministro de Economía de Cristina Kirchner. Cruzan por el medio de la gente y el inicio del acto se demora: en Punta Lara, la foto con Kicillof cotiza. La foto con el hombre que quiere ser gobernador. “Tengo mucho entusiasmo por ser candidato, sería un desafío enorme” le dice a Letra P.

 


 

El economista está decidido a confrontar con la gobernadora María Eugenia Vidal en las próximas elecciones y buscará ser el candidato a gobernador. Es una posición que también pretenden intendentes peronistas como Verónica Magario (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Francisco Durañona (San Antonio de Areco).

En los discursos por la inauguración del Juana Azurduy el blanco es Vidal. Lo hace Secco cuando repasa las obras hechas y por hacer en su gestión. “En estos tres años, la fracasada de la gobernadora no nos mandó ni un pizarrón”, dispara. Lo hace Kicillof, sin eufemismos, cuando lanza: “Vidal es la peor gobernadora de la historia de la provincia; no defiende a los bonaerense. Votarla a Vidal es votarlo a Macri. Se tienen que ir”.

El acto termina, gente agolpada, fotos y saludos al dirigente K, que se mete a recorrer el centro de salud luego de cortar la cinta. Al terminar habla con este portal y ratifica su intención de ser candidato a gobernador. Opina sobre la paritaria docente y dice que no hay límites para la unidad. La salida es como una gira Beatle: pasos ajustados sobre sus zapatillas marca Justicialistas, fotos y más fotos.  
 

Junto a Mario Secco, uno de los intendentes más leales a CFK (Foto: AG La Plata)

 

-Recién, en el acto, dijo que Vidal es la peor gobernadora de la historia. ¿Por qué?

-Duplicó la deuda de la Provincia. Eso es una carga y un peso muy grandes de intereses de deuda. También ha iniciado un ajuste muy fuerte en los sistemas de salud y educación, en los sueldos públicos. Ha declarado la guerra santa contra las maestras y los maestros.

-El fin de semana recorrió la Cuarta sección electoral, en enero estuvo en la Costa bonaerense, hoy en Ensenada, donde el intendente dijo que ojalá usted tenga la oportunidad de gobernar. ¿Se imagina siendo candidato a gobernador?

-Sí, la verdad es que tengo mucho entusiasmo, pero trabajando hoy en la construcción de un frente de unidad lo más amplio posible. Después veremos las candidaturas. Sería un desafío enorme, inmenso. Y me parece muy pero muy interesante en lo personal. Buscaremos la mejor combinación para poder ganar las elecciones.
 

 

-¿Por qué quiere ser candidato?

-Hoy no es una cuestión nuestra de ganar por ganar. Hace falta pararle la mano a este gobierno. Cuatro años más de ajuste, de endeudamiento y de pérdida de derechos van a ser muy duros para nuestro pueblo y no lo podemos permitir.

-También dijo que hay que construir un frente amplio, nacional, democrático y feminista. ¿Cuál es el límite de esa unidad?

-No hay límite. Creo que es algo muy conceptual y muy obvio. Esto sería una unidad de los que somos opositores a Macri y Vidal. Los que no se deciden sobre si ser opositores o no van a tener un problema. Tampoco creo que podamos conseguir una fuerza que entusiasme y que sea ganadora como alternativa si pensamos lo mismo o acompañamos a Macri. Es una decisión de cada uno de los dirigentes. Cada dirigente tiene que tener el coraje de dar ese paso y convertirse en opositor.