X
Las tres fuerzas hicieron una presentación judicial similar a la del kirchnerismo para impedir que el gobernador pueda ir por la reelección.
Por 20/02/2019 17:41

Pocos hechos los hacen coincidir a Cambiemos y al Frente para la Victoria (FpV). Asiduamente, sólo hay cruces dialécticos entre candidatos y posturas antagónicas -en la Legislatura, sobre todo- que describen el trato de los representantes de la alianza nacional en Río Negro con el sector que hoy conduce el intendente de General Roca, Martín Soria. Pero, en esta oportunidad, los une un objetivo: bajar la candidatura del gobernador Alberto Weretilneck porque este miércoles, en los juzgados de Viedma, los apoderados de las tres fuerzas llevaron una presentación similar a la del PJ para que el mandatario no pueda competir el 7 de abril.

“Nuestra idea es que se cumpla con la Constitución, nada más y nada menos”, admitió el titular del Comité provincia, Darío Berardi, en contacto con Letra P. El jefe del radicalismo rionegrino citó el artículo 175 de la carta magna provincial y ratificó la postura de que Weretilneck “no puede” ser candidato.

Este medio describió la historia del conductor político de Juntos Somos Río Negro (JSRN), la versión rionegrina del Movimiento Popular Neuquino (MPN). A pesar de que fue electo vicegobernador de Carlos Soria, en 2011, y ser ratificado en el cargo en 2015, al vencer por amplia diferencia al senador Miguel Ángel Pichettopresentó una lista que ya tuvo impugnaciones antes del cierre impuesto por la Justicia electoral, pero que fueron desechadas.

“Bajo la simplicidad del artículo, claramente Weretilneck se encuentra impedido de postularse para un tercer periodo consecutivo en el Poder Ejecutivo. Resultó electo vicegobernador, en el 2011, y luego gobernador, en el 2015. Es decir, que se da el supuesto de sucesión reciproca que prevé la norma en estudio. Al haber sucedido en el cargo (electo vicegobernador-electo gobernador), el candidato Weretilneck no puede ser elegido para ninguno de ambos cargos sino con un período de intervalo”, describen los apoderados de Cambiemos en el texto que replicó la agencia ADN.

Berardi, quien se mostró amable y cercano al gobierno provincial en diferentes momentos, ratificó la bajada de línea que surgió desde el riñón de Cambiemos: nadie puede ir por la re-re. El primer caso -con incierta suerte, por ahora- se dio con Sergio Casas en La Rioja, y ahora con Weretilneck. Este tema preocupa y mucho a la coalición nacional, que hasta la propia Elisa Carrió pidió seguir de cerca el caso patagónico.

“Esto es claro, si es candidato se abre un escenario de inconstitucionalidad”, advirtió Berardi y sostuvo que más adelante, cuando la provincia renueve los tres senadores en el Congreso, “puede ser” aspirante a alguna banca.

El 15 de febrero se presentaron cuatro alianzas: Cambiemos, con Lorena Matzen a la cabeza; el Frente para la Victoria (FpV), que lleva a Soria y la senador Odarda; el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), al mando de la reginense Norma Dardik y Juntos Somos Río Negro, el oficialismo rionegrino, con Weretilneck al tope de la lista. Como se sabe, la de JSRN fue impugnada y ahora la Justicia deberá definir.

La alianza menos pensada: Cambiemos y el FPV, juntos para bajar a Weretilneck

Las tres fuerzas hicieron una presentación judicial similar a la del kirchnerismo para impedir que el gobernador pueda ir por la reelección. 

Pocos hechos los hacen coincidir a Cambiemos y al Frente para la Victoria (FpV). Asiduamente, sólo hay cruces dialécticos entre candidatos y posturas antagónicas -en la Legislatura, sobre todo- que describen el trato de los representantes de la alianza nacional en Río Negro con el sector que hoy conduce el intendente de General Roca, Martín Soria. Pero, en esta oportunidad, los une un objetivo: bajar la candidatura del gobernador Alberto Weretilneck porque este miércoles, en los juzgados de Viedma, los apoderados de las tres fuerzas llevaron una presentación similar a la del PJ para que el mandatario no pueda competir el 7 de abril.

“Nuestra idea es que se cumpla con la Constitución, nada más y nada menos”, admitió el titular del Comité provincia, Darío Berardi, en contacto con Letra P. El jefe del radicalismo rionegrino citó el artículo 175 de la carta magna provincial y ratificó la postura de que Weretilneck “no puede” ser candidato.

Este medio describió la historia del conductor político de Juntos Somos Río Negro (JSRN), la versión rionegrina del Movimiento Popular Neuquino (MPN). A pesar de que fue electo vicegobernador de Carlos Soria, en 2011, y ser ratificado en el cargo en 2015, al vencer por amplia diferencia al senador Miguel Ángel Pichettopresentó una lista que ya tuvo impugnaciones antes del cierre impuesto por la Justicia electoral, pero que fueron desechadas.

“Bajo la simplicidad del artículo, claramente Weretilneck se encuentra impedido de postularse para un tercer periodo consecutivo en el Poder Ejecutivo. Resultó electo vicegobernador, en el 2011, y luego gobernador, en el 2015. Es decir, que se da el supuesto de sucesión reciproca que prevé la norma en estudio. Al haber sucedido en el cargo (electo vicegobernador-electo gobernador), el candidato Weretilneck no puede ser elegido para ninguno de ambos cargos sino con un período de intervalo”, describen los apoderados de Cambiemos en el texto que replicó la agencia ADN.

Berardi, quien se mostró amable y cercano al gobierno provincial en diferentes momentos, ratificó la bajada de línea que surgió desde el riñón de Cambiemos: nadie puede ir por la re-re. El primer caso -con incierta suerte, por ahora- se dio con Sergio Casas en La Rioja, y ahora con Weretilneck. Este tema preocupa y mucho a la coalición nacional, que hasta la propia Elisa Carrió pidió seguir de cerca el caso patagónico.

“Esto es claro, si es candidato se abre un escenario de inconstitucionalidad”, advirtió Berardi y sostuvo que más adelante, cuando la provincia renueve los tres senadores en el Congreso, “puede ser” aspirante a alguna banca.

El 15 de febrero se presentaron cuatro alianzas: Cambiemos, con Lorena Matzen a la cabeza; el Frente para la Victoria (FpV), que lleva a Soria y la senador Odarda; el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), al mando de la reginense Norma Dardik y Juntos Somos Río Negro, el oficialismo rionegrino, con Weretilneck al tope de la lista. Como se sabe, la de JSRN fue impugnada y ahora la Justicia deberá definir.