X
Los enfrentamientos se dieron por el uso del Microestadio Municipal. Mientras el concejal apunta a la participación de entidades públicas, el Ejecutivo defiende la explotación privada.
Redacción 11/02/2019 11:37

La polémica decisión del presidente Mauricio Macri de convertir la Secretaría de Deportes en una Agencia de Deporte Nacional, con autonomía para administrar sus fondos y bienes, no sólo desató discusiones a nivel nacional. En el municipio bonaerense de Pilar la noticia puso sobre la mesa la situación local y provocó el primer cruce del año entre Nicolás Ducoté, intendente de Cambiemos y Federico Achával, el principal candidato a disputarle el cargo en las elecciones de octubre, por la privatización del Microestadio Municipal.

“De la misma manera que Macri busca privatizar los espacios que históricamente fueron creados para el desarrollo de deportistas de todo el país, el Intendente convirtió el único espacio físico de uso público en un salón con fines lucrativos”, aseguró el concejal Achával.

 

 

Mientras el intendente de Cambiemos hacía sus intentos por desmentir los dichos de la oposición; del otro, Achával expresó: “Ducoté no tiene corazón. No se explica cómo se puede ser tan insensible de negarle la posibilidad a un club de barrio de usar un Microestadio y, en cambio, dárselo a un privado para que haga un evento”.

Pero además, el dirigente peronista, se refirió a la ordenanza que el Concejo Deliberante de Pilar había aprobado en diciembre, para que las instituciones públicas tuvieran “prioridad” en el uso del Microestadio, y que después Ducoté decidió vetar. “Evidentemente fomentar el deporte no es algo que le interese”, dijo Achával. Y bajo el lema “El Microestadio es de Todos” inició una campaña que reunió a las voces del deporte local para pedirle al Intendente que devuelva el predio a todos los pilarenses.

Desde el oficialismo salieron al cruce pero defendieron las actividades privadas que se hacen “para sacarle provecho económico al edificio”. “Si tenemos la posibilidad de que el municipio tenga un ingreso cuando no es utilizado por ninguna institución de bien público o escuela, me parece que no tenemos por qué privarnos de eso", fue una de las respuestas que salió desde el espacio de Ducoté.

 

 

Finalmente, el Frente Pilarense, espacio que lidera Achával, volvió a la carga y convocó a una sesión extraordinaria para discutir el uso que Pilar hace del Microestadio asegurando que "Cambiemos y Ducoté no le pueden negar esta ordenanza al deporte de Pilar”. Sin embargo, el oficialismo no quiso sentarse a discutir y el viernes a las 10 no se presentó en el recinto. La sesión tuvo que levantarse por falta de quórum.

Sin darse por vencido en la lucha por la causa, Achával remarcó que "vamos a seguir trabajando por todo esto. No vamos a abandonar a nuestra gente”. Y sin pelos en la lengua insistió: “No vamos a mirar para otro lado. Quizás además de una campaña para devolverle el Microestadio a los pilarenses tengamos que hacer una para conseguirle un corazón a Ducoté, porque evidentemente no lo tiene".

Municipios ba

La polémica por el deporte llegó a Pilar y generó cruces entre Ducoté y Achával

Los enfrentamientos se dieron por el uso del Microestadio Municipal. Mientras el concejal apunta a la participación de entidades públicas, el Ejecutivo defiende la explotación privada.

La polémica decisión del presidente Mauricio Macri de convertir la Secretaría de Deportes en una Agencia de Deporte Nacional, con autonomía para administrar sus fondos y bienes, no sólo desató discusiones a nivel nacional. En el municipio bonaerense de Pilar la noticia puso sobre la mesa la situación local y provocó el primer cruce del año entre Nicolás Ducoté, intendente de Cambiemos y Federico Achával, el principal candidato a disputarle el cargo en las elecciones de octubre, por la privatización del Microestadio Municipal.

“De la misma manera que Macri busca privatizar los espacios que históricamente fueron creados para el desarrollo de deportistas de todo el país, el Intendente convirtió el único espacio físico de uso público en un salón con fines lucrativos”, aseguró el concejal Achával.

 

 

Mientras el intendente de Cambiemos hacía sus intentos por desmentir los dichos de la oposición; del otro, Achával expresó: “Ducoté no tiene corazón. No se explica cómo se puede ser tan insensible de negarle la posibilidad a un club de barrio de usar un Microestadio y, en cambio, dárselo a un privado para que haga un evento”.

Pero además, el dirigente peronista, se refirió a la ordenanza que el Concejo Deliberante de Pilar había aprobado en diciembre, para que las instituciones públicas tuvieran “prioridad” en el uso del Microestadio, y que después Ducoté decidió vetar. “Evidentemente fomentar el deporte no es algo que le interese”, dijo Achával. Y bajo el lema “El Microestadio es de Todos” inició una campaña que reunió a las voces del deporte local para pedirle al Intendente que devuelva el predio a todos los pilarenses.

Desde el oficialismo salieron al cruce pero defendieron las actividades privadas que se hacen “para sacarle provecho económico al edificio”. “Si tenemos la posibilidad de que el municipio tenga un ingreso cuando no es utilizado por ninguna institución de bien público o escuela, me parece que no tenemos por qué privarnos de eso", fue una de las respuestas que salió desde el espacio de Ducoté.

 

 

Finalmente, el Frente Pilarense, espacio que lidera Achával, volvió a la carga y convocó a una sesión extraordinaria para discutir el uso que Pilar hace del Microestadio asegurando que "Cambiemos y Ducoté no le pueden negar esta ordenanza al deporte de Pilar”. Sin embargo, el oficialismo no quiso sentarse a discutir y el viernes a las 10 no se presentó en el recinto. La sesión tuvo que levantarse por falta de quórum.

Sin darse por vencido en la lucha por la causa, Achával remarcó que "vamos a seguir trabajando por todo esto. No vamos a abandonar a nuestra gente”. Y sin pelos en la lengua insistió: “No vamos a mirar para otro lado. Quizás además de una campaña para devolverle el Microestadio a los pilarenses tengamos que hacer una para conseguirle un corazón a Ducoté, porque evidentemente no lo tiene".