X

Juntó a representantes de todos los distritos de Bolivia y a un precandidato presidencial. El gobierno de facto analiza llamar a elecciones en junio. El MAS podría ser proscripto.

Redacción 29/12/2019 13:40

El presidente depuesto y exiliado Evo Morales se reúne este domingo en el hotel Bauen de la ciudad de Buenos Aires con dirigentes de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), pertenecientes a los 9 departamentos (provincias) de Bolivia. Uno de los precandidatos presidenciales participa en el encuentro en el que se comenzará a definir cómo será la campaña electoral y el congreso de la fuerza que elegirá a los candidatos, probablemente el mes próximo y en el norte del país, cerca de la frontera

"Hoy en Buenos Aires inicia la reunión del MAS-IPSP con la participación de los dirigentes de los 9 departamentos. También durante dos días nos reunimos con el Pacto de Unidad y por petición de ellos, llevaremos adelante encuentros con dirigentes departamentales en las próximas semanas", anunció en su Twitter el mandatario depuesto el 10 de noviembre por un golpe de Estado que incluyó ataques violentos contra su familia y aliados y un ultimátum de las fuerzas de seguridad.

El encuentro del MAS comenzó en la mañana y, aunque se esperaba que participaran algunos de los cinco precandidatos presidenciales del partido, la reunión estuvo más centrada en los representantes de los departamentos.

 

 

El único de los precandidatos que participó es el ex canciller Diego Pary, uno de los masistas refugiados en Argentina, como Morales.

En tanto, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia baraja la posibilidad de convocar a elecciones en junio, en medio de versiones sobre la posibilidad de que el MAS sea proscripto por supuestamente haber organizado un fraude a favor de Morales en las elecciones de octubre, que le habían dado una nueva reelección al líder indígena y que quedaron sin efecto tras el golpe.

El nuevo presidente del TSE, Salvador Romero Ballivián, señaló al respecto en una entrevista con el portal Infobae que "es un tema que ya está siendo analizado y apenas esté resuelto se emitirá una resolución".

El TSE tiene la fecha tope del 7 de enero para publicar el calendario electoral para que se cumplan los plazos fijados, que depararían una toma de posesión del nuevo presidente para el 6 de agosto, conforme al calendario tradicional boliviano.