X
Preocupan al Gobierno las referencias a medidas de protesta y hasta la convocatoria a cacerolazos. “Lo que estamos haciendo en dejar en pie las retenciones que puso Macri”, dijo el Presidente.
Redacción 15/12/2019 11:46

El presidente Alberto Fernández salió este domingo al cruce de las críticas del sector rural al aumento del nuevo cuadro de retenciones a las exportaciones agrícolas, para lo que pidió a los productores que "no se inquieten” y explicó que la medida simplemente confirma el estadio de situación dejado por Mauricio Macri.

"Lo que estamos haciendo en dejar en pie las retenciones que puso Macri. No estamos aumentando ninguna retención", dijo el jefe del Estado en diálogo con Radio Mitre.

"Macri había puesto una limitación con una suma fija de $4 por dólar en un momento que el dólar valía menos de la mitad de lo que vale hoy", explicó.

Así, argumentó que tuvo que tomar "una decisión imperiosa" por la situación fiscal del país y sostuvo que intenta "ordenar" el esquema de retenciones que dejó su antecesor. "Lo que hay que entender es que todos tenemos que hacer un esfuerzo y el campo también", advirtió.

Con la publicación en el Boletín Oficial de un decreto y de una resolución, el Gobierno dispuso el sábado un aumento de hecho de las retenciones que generó malestar entre los productores. Al eliminar el esquema de una suma fija más un porcentaje para cobrar derechos de exportación, establecido por la anterior administración, el Ministerio de Agricultura, a cargo de Luis Basterra, elevó al 30% las retenciones a la soja, que hasta ahora eran del 18% más $4 por dólar. El trigo, el maíz y otros productos tendrán una tasa del 12%, en tanto que las carnes, la leche en polvo, las harinas y las legumbres tendrán un 9%.

"No estamos agregando más retención o poniendo más retenciones", remarcó Fernández. De hecho, en la era Macri, en el caso de la soja la imposición era del 29,5% en enero de 2018 para ir luego fluctuando a la baja, hasta un piso del 24,7% justo antes de esta medida, debido a la erosión que la inflación y el tipo de cambio generó sobre el componente de los $4 por dólar exportado.

 

Fuente: La Nación.

El Presidente les pidió a los representantes del campo y productores que "no se inquieten porque las retenciones, por las que se generó todo este revuelo, son las que existen".

Sin embargo, las entidades que conforman la Mesa de Enlace criticaron duramente la decisión, aseguraron que no fueron consultadas y estimaron un impacto negativo de 1.800 millones de dólares para el sector.

Mientras, grupos de productores comenzaron a hablar de nuevas protestas en las rutas del país y sectores vinculados a la oposición lanzaron en las redes la convocatoria a un cacerolazo para el próximo miércoles, apenas ocho días después de la asunción del nuevo gobierno.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, consideró que "la medida en sí, está aislada de un plan económico integral que aún no se conoce y tendrá un fuerte impacto negativo sobre el campo estimado en 1.800 millones de dólares. Pero sobre todo en los márgenes de cada productor, que ya se proyectaban muy estrechos especialmente de aquellos con largas distancias a puerto y de zonas mas difíciles, con creciente impacto de una sequía".

"Esto se traducirá en un fuerte desincentivo a la producción, la inversión y la creación de empleo futuro", advirtió, a la vez que cuestionó que "el pedido de ajuste y contribución recae nuevamente sobre los ingresos de los sectores productivos, el campo primero siempre".

Ante el malestar, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ya había salido el sábado, en una entrevista con La Nación, a afirmar que “lo que se hizo fue actualizar el valor de las retenciones que se habían fijado en $4. Las retenciones tenían una parte móvil y otra fija. Así lo estableció Macri y así está hoy el régimen. Eso no se tocó. Lo que se hizo es actualizar el monto fijo, que era un componente de esas retenciones. Cuando Macri estableció este sistema, para la soja era 18% de retenciones móviles, más un 12% fijo al dólar de ese momento ($36), con un tope máximo de $4. Lo que dijimos es: ‘pasaste de un dólar de 36 a uno de 63, modifiquemos ese tope’. Obviamente se actualizan los valores, pero no se modificó el régimen de retenciones. Si lo hiciéramos, lógicamente vamos a estar convocando a las entidades”.