X
Los dirigentes que participaron de la cena coincidieron en la necesidad de reactivar la Unasur. Estuvieron presentes Dilma Rousseff, José Pepe Mujica, Fernando Lugo y Martín Torrijos y Samper.
Redacción 09/11/2019 9:17

El presidente electo Alberto Fernández celebró en una cena junto a dirigentes latinoamericanos del Grupo de Puebla la libertad del ex jefe de Estado brasileño Inacio Lula Da Silva, quien estuvo detenido durante 580 días en el marco de una causa en la que se investiga delitos de corrupción conocida como Lava Jato.

Los dirigentes, que participarán este sábado de la reunión del grupo de Puebla junto a Fernández, -en el Hotel Emperador-, coincidieron en la necesidad de reactivar la Unasur, y plantearon la iniciativa de traer a la Argentina el busto del ex presidente Néstor Kirchner que se levantaba en la sede del organismo ubicado en Ecuador, iniciativa solicitada a Fernández por el ex presidente de Colombia Ernesto Samper.

 

 

Participaron del encuentro la ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff; el ex presidente de Uruguay José Pepe Mujica, el ex presidente de Paraguay Fernando Lugo, el ex mandatario de Panamá Martín Torrijos y Samper.

La celebración de los ex mandatarios fue acompañada a través de la red Twitter por Lula, quién tras citar a los ex presidentes que participaron del encuentro subió una foto de los dirigentes con el gesto de una mano con la L, que simboliza el eslogan "Lula libre".

Eduardo Valdés, quien también participó de la cena, en el café Las Palabras, en la ciudad de Buenos Aires, contó hoy en declaraciones a radio Mitre que " fue un lindo marco latinoamericano para festejar con alegría la libertad de Lula", indicó al relatar que el encuentro ya estaba previsto sin que se supiera la decisión del tribunal superior de Brasil que permitió la libertad del ex presidente.

 

 

"Fue un momento muy lindo lo que no sabía es que lo ha retuiteado Lula quiere decir que él no ha dormido de la alegría que tiene", agregó.

Valdés añadió que fue "una gran injusticia la detención" y que Brasil tiene una gran "desigualdad y para nosotros Lula es el Perón del Brasil".