X
El máximo tribunal de justicia determinó que las penas de prisión no pueden empezar a ejecutarse antes de agotar todos los recursos legales. Los hijos de Bolsonaro, furiosos en las redes.
Redacción 08/11/2019 10:44

La defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril de 2018, pedirá la inmediata liberación del líder opositor brasileño luego del fallo de la Corte Suprema que asegura que nadie puede estar preso hasta que se agoten todas las instancias de apelación de un proceso.

En un comunicado, el abogado Cristiano Zanin Martins dijo que además de pedir la liberación insistirá ante el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) para que trate un hábeas corpus para anular la sentencia de ocho años y 10 meses de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

 

 

Lula acusa al ex juez Sérgio Moro de parcialidad al condenarlo en primera instancia, sobre todo luego de que se filtraran comunicaciones del ex magistrado, hoy ministro de Justicia, con los fiscales, sobre cómo perjudicar la situación del ex presidente.

"Lula no cometió ningún ilícito y es víctima del lawfare", dice un comunicado de la defensa.

Los abogados se encuentran en Curitiba, donde Lula está detenido en la sede de la Policía Federal en la capital del estado de Paraná, que es fronterizo con la provincia de Misiones.

La liberación deberá ser dispuesta por la jueza de ejecución penal Carolina Lebbos, que hace dos meses intentó trasladar a Lula a una cárcel común a pedido de la Policía Federal, institución a cargo del ministro de Justicia, Moro.

 

 

Lula fue encontrado culpable de haber recibido un departamento en el balneario de Guarujá por parte de la empresa constructora OAS, involucrada en el escándalo Lava Jato, que hoy sufrió el mayor revés desde que se inició, en marzo de 2014.

Los hijos del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reaccionaron con indignación en las redes sociales frente al fallo de la corte que permite indirectamente la liberación del ex presidente.

"Sueltan a los bandidos y desarman al ciudadano. Pobres brasileños", escribió Eduardo Bolsonaro, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, en Twitter, para repudiar la decisión del Supremo Tribunal Federal.

El tercer hijo del mandatario agregó que Brasil "llegó al fondo del pozo idolatrando delincuentes, algo que contaminó todos los poderes de la República".

 

 

Eduardo Bolsonaro, quien también es escribiente de la Policía Federal, había afirmado a inicios del año que era muy fácil intervenir militarmente la corte suprema mediante la utilización de "un cabo y un soldado" contra los 11 jueces del tribunal.

Su hermano mayor, Carlos Bolsonaro, concejal de Río de Janeiro y quien escribe las redes sociales del presidente Bolsonaro, escribió en Twitter: "Miles de presos serán soltados y atormentarán a todos más allá de la elección política, generará reflejos sociales y económicos serios internos y externos para quien está ahora y para quien puede venir".