X
La Cancillería remarcó las irregularidades en la elección y evitó hablar de un derrocamiento en el país vecino. El Presidente, que mantuvo una relación distante con Evo Morales, aún no se expresó.
Redacción 11/11/2019 8:11

El gobierno de Cambiemos negó el golpe de Estado ocurrido este domingo en Bolivia, tal como hizo el mandatario electo Alberto Fernández, y tampoco condenó los hechos de violencia política que culminaron con la salida del presidente Evo Morales. Mientras tanto, el presidente Mauricio Macri se mantiene en silencio ante estos hechos.

A través de un comunicado que emitió Cancillería, el Ejecutivo hizo un llamado a "preservar la paz social y el diálogo" en Bolivia y puso el acento en las irregularidades en la elección que denunció la OEA.

 

 

"Ante renuncia a su cargo como Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, anunciada hoy en la tarde, por Evo Morales Ayma, el Gobierno argentino hace un llamado a todos los actores políticos y sociales bolivianos para preservar la paz social y el diálogo, enfatizando importancia de encaminar este período de transición que se ha abierto por las vías institucionales que establece la Constitución de ese país", expresó la Cancillería.

Según consideró el gobierno nacional, "resulta imprescindible que todas las fuerzas y dirigentes políticos bolivianos actúen en este delicado momento con responsabilidad y moderación".

"El anunciado llamado a un nuevo proceso electoral, con la anticipada renovación del Tribunal Electoral, respetando lo dispuesto por la Constitución Política del Estado Plurinacional Boliviano junto con el acompañamiento de países de la región así como de organismos internacionales y observadores imparciales es el mejor camino para superar, con total transparencia y espíritu democrático, la presente crisis que afecta al hermano pueblo boliviano", consideró Cancillería en un comunicado.

En diálogo con TN, el canciller Jorge Faurie evitó hablar de derrocamiento y, en cambio, apuntó a las irregularidades de la elección. "La OEA fue clara: hubo un proceso irregular. Morales lo reconoció el sábado. Las Fuerzas Armadas se declararon prescindentes, dijeron a la clase política que busque una salida y esto es lo que ha ocurrido", señaló.

 

 

El diplomático además desmintió que Morales haya pedido permiso para volar sobre el espacio aéreo argentino y que Macri le haya ofrecido asilo político: "Todavía no tenemos indicación en ese sentido. No podemos confirmarlo".

Macri, quien mantuvo una relación distante con Morales, aun no se expresó sobre la crisis que se vive en Bolivia, donde hubo disturbios y saqueos La Paz y El Alto.

La casa de Evo Morales, en Villa Victoria, Cochabamba, fue atacada por un grupo de desconocidos que causó destrozos, según mostraron varios videos subidos por medios locales a distintas plataformas. Entre los afectados hay tanto líderes del oficialismo como de la oposición.

 

 

Macri presidirá esta mañana la reunión de gabinete en Casa Rosada con la crisis en Bolivia y las repercusiones en la política local, además de los resultados de las elecciones en Salta, como alguno de los ejes.