X
Dijo que quiere un partido “activo” que lo ayude a "corregir errores”. Y pidió que lo haga en conjunto con los socios del sello electoral. Gioja, CFK y el G7, los ganadores de los premios a la unidad.
Redacción 08/10/2019 18:57

Alberto Fernández usó la histórica sede del PJ para empezar a dar señales de una idea que cruza su cabeza y que de a poco trascendió las paredes de su búnker de la calle México. Esa idea es la de institucionalizar el Frente de Todos, con el partido peronista como base de sustentación pero sumando a todos los socios que hoy integran el sello con el que compite como candidato a presidente. 

"Les pido que nunca más nos desunamos. Quiero un partido activo, que sea un tábano que me haga corregir cada error que yo cometo", arengó casi al final de su discurso en el homenaje que se hizo en el edificio de la calle Matheu al general Juan Domingo Perón, a 124 años de su nacimiento. "Creo que tenemos que hacerlo con nuestros compañeros y con los que están en otros espacios y otros partidos", completó la idea.

Fernández abandonó el edificio con tres cosas: un cuadro con las imágenes de Perón, Evita y Néstor Kirchner, un grueso documento que es el resultado final de los equipos técnicos que trabajaron bajo el monitoreo del ex ministro de Salud Ginés González García y una imagen imponente desde abajo del escenario: sentados allí hubo gobernadores, diputados, candidatos, sindicalistas, todas las principales figuras se acercaron al acto partidario que se gestó para embanderar al ganador de las PASO presidenciales.

 

 

El plan de darle un contenido institucional al Frente de Todos trascendió el fin de semana y este martes Fernández empezó a mostrar algunas cartas en ese sentido. "No podemos nunca más dejar de estar unidos, porque eso nos hace invulnerables frente a los canallas que quieren hacer sufrir a los que más padecen", apuntó el ex jefe de Gabinete.

"Van a hacer lo imposible por hacernos discutir -alertó Fernández-. Todos los días nos plantean una pelea nueva. Si me llevo mal con Cristina (Fernández de Kirchner), si los chicos de La Cámpora me aprietan. Son las lógicas que nos tratan de imponer y no es casual: nos necesitan divididos."

LOS PREMIOS ALBERTO. Al tomar la palabra, tras el emotivo discurso del presidente del partido, José Luis Gioja, y la breve intervención de González García, Fernández eligió empezar por los agradecimientos. Y así gestó el podio de los premios a la unidad, al que subió al propio Gioja, a Cristina y a aquel embrionario G7 que empezó a hacer actos y reuniones tiempo después de que Cambiemos se alzara con la victoria en las legislativas 2017.

 

 

"Gran parte del triunfo se lo debemos al Flaco (Gioja). José Luis se puso al hombro un partido que parecía muy difícil de recuperar, porque estábamos divididos y atacados internamente, por algunos que decían ser compañeros nuestros y habían ido a la justicia a pedir una intervención vergonzosa", afirmó Fernández con un palo por elevación a otro José Luis: Barrionuevo.

Después, anotó entre los premiados a la ex presidenta. "Con Wado (Eduardo De Pedro) hablamos con Cristina y le dijimos 'tenés que ir al PJ'. Fue días antes de ese sábado catastrófico que anunció mi candidatura. Y para todos nosotros fue muy importante, porque para todos nosotros es una dirigente excepcional", dijo.

Y cerró el trío de destacados con el G7, que lo tuvo como protagonista. "Construimos un primer llamado a la unidad y empezamos a pedir que nos unamos. Esa jornada la cerró Alberto (Rodríguez Saá), que a diferencia de algunos gobernadores que tenían menos fe ya nos planteó la idea de unirnos", recordó Fernández, con otro mensaje subliminal, esta vez para algún mandatario provincial.