X

Según la TV Globo, un testigo reveló que uno de los acusados por el crimen visitó antes el condominio del entonces diputado. La investigación desató la furia del mandatario, que amenazó a la cadena.

Redacción 30/10/2019 11:52

En base a una filtración de la investigación, el Jornal Nacional de TV Globo vinculó a un acusado por el asesinato de la concejala Marielle Franco, ocurrido en 2018 en Río de Janeiro, con la familia del presidente Jair Bolsonaro, quien estalló de furia y amenazó a la cadena con no renovarle la licencia para seguir emitiendo en 2022.

De acuerdo con el noticiero de la red Globo, el más visto de Brasil, el portero del complejo donde vivía Bolsonaro en Río de Janeiro afirmó, en una declaración a la policía, que uno de los acusados de haber asesinado a la concejala de izquierda apareció en el condominio pocas horas antes del asesinato.

El encargado relató que el expolicía Élcio Queiroz, acusado de conducir el automóvil desde el que se perpetró el brutal crimen, afirmó en la entrada de registro que se dirigía a casa de Jair Bolsonaro, entonces diputado federal.

 

 

La entrada fue autorizada por alguien en el interior de la casa de Bolsonaro, pero Queiroz acabó dirigiéndose al domicilio de Ronnie Lessa, quien vive en la misma urbanización, y quien está acusado de haber sido el autor de los disparos que terminaron con la vida de la concejala.

No obstante, el Jornal Nacional comprobó el registro de la Cámara de los Diputados y comprobó que Bolsonaro se encontraba en Brasilia el 14 de marzo de 2018.  

Enfurecido, Bolsonaro, quien se encuentra en Arabia Saudita, publicó este miércoles un video de 23 minutos repleto de descalificaciones e insultos contra Globo y contra el actual gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, a quien acusó de haber filtrado la información de una causa que permanece bajo secreto de sumario.

 

 

"¡Paren de traicionar Brasil, quieren acabar con Brasil!", clamó el mandatario ultraderechista en el video, divulgado en la madrugada de este miércoles.

"O el portero mintió o indujeron al portero a un cometer falso testimonio o escribieron algo en la investigación que el portero no leyó y firmó. ¿Cuál es la intención? Siempre la misma, todo el tiempo están encima de mi familia, de mis hijos y de quien está próximo a mí", resaltó Bolsonaro enardecido.

En la grabación, denunció que quieren "destruirlo" y sugirió que Globo, uno de los mayores multimedios de América Latina, al que tildó de "canalla", está creando una narrativa para "apartarlo" del cargo. "Tengo un compromiso, el de sacar a Brasil del agujero, a pesar da la prensa sucia, asquerosa, canalla e inmoral, como es Globo de Radio y Televisión", agregó.

 

 

En el video, Bolsonaro manotea, se pone los lentes, los tira, grita y trata de recuperar la calma cuando se le corta el habla. Además, amenaza a la cadena con no renovarle la licencia para operar en 2022. Eso fue, curiosamente, lo que Hugo Chávez hizo en 2007 con el que era el principal canal de televisión de Venezuela, RCTV, en lo que supuso el comienzo de su alejamiento del grueso de la comunidad internacional.

TV Globo respondió en un comunicado leído por una de sus principales reporteras que "no comete vilezas ni canalladas" y lamentó que "el presidente revele desconocer la misión del periodismo de calidad y use términos injustos para insultar a aquellos que no hacen otra cosa que informar con precisión al público brasileño".

En cuanto a la amenaza de Bolsonaro, Globo contestó que "no esperaba otra cosa de él".