X
Los médicos legistas concluyeron que el padre del Presidente no puede declarar porque tiene un padecimiento similar a la demencia senil. Bonadío suspendió la indagatoria. Las palabras de Gianfranco.
Redacción 04/01/2019 17:36

Gracias a una pericia del Cuerpo Médico Forense del fuero federal, el “pregúntenle a mi padre” que espetó el hermano presidencial Gianfranco Macri hace un mes comenzó a cosechar suspicacias. Los médicos legistas le respondieron al juez federal Claudio Bonadio que el empresario Franco Macri no está en condiciones de declarar en la causa por supuesto pago de sobornos en la obra pública, debido a que padece un deterioro cognitivo y el magistrado suspendió la indagatoria por tres meses, hasta una nueva pericia. 

Según el informe médico, el padre del presidente Mauricio Macri no tiene capacidad de comprensión como para enfrentar una indagatoria, porque padece deterioro cognitivo, una patología diferente al Mal de Alzheimer, que se profundiza con el correr de los años, y que deriva en un proceso de demencia senil.

 

 

Aunque se desconoce el avance del deterioro, los médicos consideraron que no está en condiciones de responder a las preguntas del magistrado, que el pasado 13 de diciembre citó a Gianfranco como sospechoso del presunto pago de coimas a funcionarios públicos para ganar licitaciones de obra pública.

Luego de declarar en los tribunales federales de Comodoro Py, Gianfranco respondió algunas preguntas de la prensa. “Nunca en mi vida pague una coima“, contestó a Radio Mitre cuando le consultaron si pagó sobornos. Luego preguntaron sobre su padre, Franco, que carga la misma acusación sobre el pago de coimas y cuya defensa alegó cuestiones de salud para suspender la indagatoria, respondió: “Pregúntenle a él“.

 

 

Las pericias fueron realizadas a pedido de los abogados defensores del padre del Presidente y abrieron el camino para que Bonadío lo exima de declarar y trunque parte de la investigación sobre su responsabilidad en el pago de coimas, las vinculaciones con el clan familiar y con el jefe de Estado. 

Franco y Gianfranco Macri se los citó por la concesión que tuvieron del Acceso Norte, a través de Autopistas del Sol, y a través del grupo concesionario Oeste SA, por el Acceso Oeste.

"Con relación a autopistas del Oeste, el grupo Socma ni nadie de la familia Macri a título personal tuvo jamás ninguna relación tanto económica como societaria con esa empresa", declaró el hermano presidencial ante Bonadio, a cargo del expediente que indaga sobre el pago de coimas en la obra pública pagadas durante el kirchnerismo, a partir de las fotocopias de los cuadernos que el ex chofer Oscar Centeno dice haber escrito.