X

Un chico de 16 años murió tras ser baleado durante una manifestación en Caracas. La oposición y el oficialismo vuelven a salir este miércoles a las calles en un clima enrarecido.

Redacción 23/01/2019 11:25

Un adolescente de 16 años murió tras ser baleado en una de las protestas contra el gobierno que por segunda noche consecutiva se realizaron en Caracas, informó la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

"Condenamos el asesinato del joven Alixon Pizani (16) por herida de arma de fuego durante una manifestación en Catia, Caracas", dijo el OVCS en su cuenta en Twitter.

 

 

Por segunda noche consecutiva, hubo decenas de pequeñas protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, la mayoría de ellas en diversos barrios de Caracas.

Catia, donde según el OVCS murió el adolescente baleado, es una de las barriadas más pobres de la capital y donde más fuerza tuvieron las manifestaciones, pese a ser un tradicional bastión del chavismo gobernante.

Las protestas, que tuvieron amplia difusión en las redes sociales, adoptaron diversas formas, tales como cacerolazos, quema de neumáticos y bolsas de basura, y bloqueos de avenidas.

En San Félix, en el estado amazónico Bolívar, manifestantes incendiaron una estatua que recordaba al fallecido presidente Hugo Chávez y que había sido levantada por el gobierno a mediados del año pasado, según reportó el diario caraqueño El Nacional.

 

 

Medios locales -que reprodujeron videos publicados por ciudadanos en redes sociales- afirmaron que tropas policiales reprimieron varias de las protestas mediante el uso de gases lacrimógenos y carros lanzaagua, y que en algunos casos fueron repelidos a pedradas por los manifestantes.

La ONG Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), que en un mensaje en Twitter manifestó su "dolor por los asesinados anoche en Catia" sin dar detalles, atribuyó la represión a la Fuerza de Acciones Especiales (FAES), un grupo de elite de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

A juicio de Provea, la FAES "se ha convertido en el escuadrón de la muerte de la dictadura; no posee competencias, entrenamiento ni equipos para la gestión de manifestaciones, y su actuación en represión a protestas genera serios riesgos para la vida e integridad de los manifestantes".

Tanto el chavismo como la oposición convocaron para este miércoles a manifestaciones callejeras en una fecha que es emblemática en Venezuela desde que el 23 de enero de 1958 cayó la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. Además, las protestas se dan tras el fugaz alzamiento de un grupo de militares en Caracas.

 

 

La oposición se reunirá en distintos puntos de Caracas para marchar a la plaza Juan Pablo II, del distrito de Chacao. Los lugares donde los ciudadanos podrán reunirse para sumarse a la manifestación serán: Unicentro El Marqués, Plaza Las Américas, Santa Fe, puente de la avenida Nueva Granada, avenida Victoria, centro comercial Millenium, Torre Exa, Plaza Madariaga y el sector San José de Cotiza.

Por su parte, los chavistas buscan dar un espaldarazo al cuestionado segundo mandato de seis años que inició Maduro el 10 de enero, considerado "ilegítimo" por Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y varios países latinoamericanos, entre ellos Brasil y Argentina.

El general Fabio Zavarse, comandante regional de las fuerzas armadas, dijo anoche en Twitter que efectivos militares y policiales "lograron desmantelar una célula terrorista integrada por tres sujetos" en el estado andino Zulia.

Más temprano, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, había vinculado el alzamiento de un pequeño grupo de militares, ocurrido el lunes y rápidamente sofocado, con supuestos planes para producir violencia en las manifestaciones de este miércoles.