X
Por 06/09/2018 19:47

En plena pelea con el Gobierno por los fondos del Presupuesto nacional, los gobernadores del peronismo se trenzaron en una insólita disputa por la organización de la reunión previa a la visita que harán el martes 11 a la Casa Rosada para reunirse con el presidente Mauricio Macri. Mientras el grupo más dialoguistas había anunciado que se verían a las 9 en la Casa de Chaco con el ministro Rogelio Frigerio, el sector más duro ratificó que volverá a darse cita en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), donde celebró una cumbre esta semana.

La disputa se desató a partir de que se difundiera que los gobernadores de diálogo más fluido con la Casa Rosada, encabezados por Juan Schiaretti (Córdoba) y Juan Manuel Urtubey (Salta), organizaban una reunión de mandatarios en la Casa de Chaco o en la Casa de Entre Ríos para el martes por la mañana, pocas horas antes de asistir a la Casa Rosada para reunirse con el Presidente. Al encuentro estaba invitado el ministro Frigerio.

A ese anuncio reaccionaron los gobernadores más duros, que llevan tres semanas de reuniones en el CFI, encabezados por Juan Manzur (Tucumán), Carlos Verna (La Pampa) y Gildo Insfrán (Formosa), y no estaban dispuestos a ceder la sede ni a perder la iniciativa.  

Fue el tucumano quien se comunicó con su par de Córdoba para anunciarle que los ocho gobernadores que se dieron cita este martes en el CFI volverán a hacerlo el próximo, a las 10, y que estaban gustosos de sumar a ese cónclave a los mandatarios que habían organizado el encuentro en la Casa de Chaco.

De esta forma, unificarían los dos encuentros en uno, en el edificio ubicado en el barrio de Retiro. Desde allí saldrán rumbo a la Casa Rosada para asistir al encuentro con el Presidente, a las 17. Todavía no está confirmado si participará el ministro Frigerio.