TENSIÓN GOBIERNO – GREMIOS

El sindicalismo se unió en el discurso anti ajuste en la previa del paro

El Frente Sindical de Moyano y Palazzo y el triunvirato de la CGT, desde distintos ámbitos y casi en simultáneo, ratificaron el plan de lucha contra el modelo Cambiemos y se mostraron en sintonía.

Los dos principales focos del movimiento obrero, el triunvirato de la CGT y el Frente Sindical que lideran los Moyano, Hugo y Pablo, y el bancario Sergio Palazzo no solo ratificaron este jueves el paro general dispuesto para el martes. En estéreo, desde ambos lados de la grieta del sindicalismo bajó un discurso uniforme contra el modelo económico del Gobierno macrista. Una línea que no desnudó las diferencias entre el ala dialoguista del sindicalismo y los más duros.

 

Los principales referentes de ambos bandos dejaron de lado sus diferencias, al menos por un rato. Fueron mensajes televisados en simultáneo, a pantalla partida. “La política de este gobierno está llevando al hambre y a la miseria”, esbozó Moyano desde Ferro, donde encabezó un acto del Frente Sindical por el Modelo Nacional que reunió a buena cantidad de seccionales regionales de la CGT, enfrentados a la conducción del triuvirato.

 

Mientras tanto, desde la sede Azopardo de la CGT en la que se reunió el consejo directivo de la central, el triunviro Héctor Daer también dejaba sus palabras para que lleguen a oídos del presidente Mauricio Macri. "La medida de fuerza es para que este Gobierno escuche a los trabajadores y a la sociedad, y se rectifiquen las políticas económicas que nos trajeron hasta acá", dijo.

 

 

"El responsable es el Gobierno y su plan económico. Al que no le llegó la crisis, pronto le va a llegar, porque el país no está produciendo, la industria y las pymes no producen y no pueden cubrir sus pagos, o pagar los cheques, producto de la economía que está implementado el Gobierno", agregó Daer.

 

Como si lo hubiesen guionado, Moyano decía algo casi idéntico: “Es un llamado que les estamos haciendo, para que no sigan con esta política de quitarles los derechos a los hombres y mujeres de trabajo. Esto no da para más. Nos empujan a salir a la calle a protestar”.

 

 

El triunvirato de la CGT, reunido en la sede de Azopardo.

 

Los dirigentes más enfrentados a la Casa Rosada adelantaron que continuarán el plan de resistencia al modelo Cambiemos con una movilización a la Basílica de Luján, el 20 de octubre. "Nos quieren quebrar el espíritu y por eso vamos a ir a Luján. Vamos a ir a pedir por los chicos que tienen hambre, por el trabajo y por nuestros ancianos", sostuvo el líder del SMATA, Ricardo Pignanelli.

 

Este sector del sindicalismo, acompañado por la CTA y la CTEP, arrancará el paro del 25 de septiembre con una movilización desde el día anterior, el lunes, para diferenciarse de la huelga sin convocatoria que lanzó la CGT.

 

 

 

“Nosotros estamos en la misma vereda que la totalidad de los trabajadores”, respondió Daer cuando lo consultaron por sus diferencias con el moyanismo y la Corriente Federal de Palazzo. “La CGT representa al 100 por 100 de los trabajadores –siguió-. Los matices que podremos tener entre dirigentes no van a mellar la postura del movimiento obrero contraria a esta política de ajuste. Son trabajadores los que están allá y los que estamos acá. Todos somos el movimiento, pero la institución es la CGT".

 

"No sigan con esta política de entrega y quitándoles los derechos a los trabajadores porque nos obligan a salir a la calle a protestar. Le digo a Macri, Mauricio no me vas a doblegar, antes de entregar un derecho de un trabajador, que me quiten la vida", cerró Moyano. Y aunque parecía que los dos sectores hubiesen organizado una conferencia conjunta estaban a varios kilómetros de distancia, en distintos ámbitos y hasta midiéndose entre sí.

 

Guillermo Francos. 
Santiago Santurio, diputado de La Liberad Avanza. 

También te puede interesar