X
Dijo que lo presionaron el ex espía Stiuso y el ex operador judicial Javier Fernández. Le pidió a Bonadio custodia y colaborar como arrepentido.
Redacción 09/08/2018 13:38

El ex juez federal Norberto Oyarbide denunció este jueves que el ex espía Antonio "Jaime" Stiuso y el ex titular de la Auditoría General de la Nación Javier Fernández se reunieron con él y le transmitieron el deseo de que se "apurara" para definir la causa de enriquecimiento ilícito de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, a quienes terminó sobreseyendo.

Oyarbide dijo que fue ésa la única reunión que mantuvo con Stiuso y Fernández y que le transmitieron un mensaje del entonces presidente Kirchner para que tomara una rápida definición.

El ex magistrado quedó envuelto en la megacausa de corrupción en la obra pública y fue imputado por Claudio Bonadio, pero ahora reclama ser tomado como “imputado colaborador” y obtener custodia personal porque teme por su vida, tras reconocer públicamente que Kirchner lo presionó, por medio de los servicios de inteligencia, para que lo absolviera en la investigación sobre enriquecimiento ilícito.

Oyarbide aparece en las fotocopias de los cuadernos K, pero no vinculado directamente con el pago de coimas y retornos en la obra pública. De acuerdo al registro del chofer Oscar Centeno, el ex magistrado mantenía reuniones con su empleador, el ex funcionario Roberto Baratta, número dos de Julio Miguel de Vido en el Ministerio de Planificación Federal. Por esta anotación, Oyarbide fue citado para aclarar la situación y defenderse.

 

 

“Yo querría que Bonadio me mandara a buscar a mi casa, ¡Por Dios! Quiero ir, ampliar todo esto, no tengo problemas, ahora me voy a tomar un plato de sopa”, había dicho Oyarbide en diálogo con Radio 10.

Además, blanqueó abiertamente quiénes lo presionaron para que volteara la causa por enriquecimiento ilícito contra Néstor y Cristina: “Yo mencioné que para la obtención de aquella famosa resolución de enriquecimiento ilícito hablé con Javier Fernández y con Jaime Stiuso”. Y agregó: “En realidad ellos eran empleados de una personas que era sí de quien emanaban todas las responsabilidades y es la persona que falleció, el ex esposo de la Presidenta”.

“Yo sobreseí en base a todo lo que me dijeron. Había que hacerlo. Y así fue que transcurrió. Esa era la pura verdad. Fue el mismo fin de semana que él se murió, ¡mirá qué desgracia!”, completó.

Oyarbide dijo que lo apretaron para absolver al matrimonio Kirchner

Dijo que lo presionaron el ex espía Stiuso y el ex operador judicial Javier Fernández. Le pidió a Bonadio custodia y colaborar como arrepentido.

El ex juez federal Norberto Oyarbide denunció este jueves que el ex espía Antonio "Jaime" Stiuso y el ex titular de la Auditoría General de la Nación Javier Fernández se reunieron con él y le transmitieron el deseo de que se "apurara" para definir la causa de enriquecimiento ilícito de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, a quienes terminó sobreseyendo.

Oyarbide dijo que fue ésa la única reunión que mantuvo con Stiuso y Fernández y que le transmitieron un mensaje del entonces presidente Kirchner para que tomara una rápida definición.

El ex magistrado quedó envuelto en la megacausa de corrupción en la obra pública y fue imputado por Claudio Bonadio, pero ahora reclama ser tomado como “imputado colaborador” y obtener custodia personal porque teme por su vida, tras reconocer públicamente que Kirchner lo presionó, por medio de los servicios de inteligencia, para que lo absolviera en la investigación sobre enriquecimiento ilícito.

Oyarbide aparece en las fotocopias de los cuadernos K, pero no vinculado directamente con el pago de coimas y retornos en la obra pública. De acuerdo al registro del chofer Oscar Centeno, el ex magistrado mantenía reuniones con su empleador, el ex funcionario Roberto Baratta, número dos de Julio Miguel de Vido en el Ministerio de Planificación Federal. Por esta anotación, Oyarbide fue citado para aclarar la situación y defenderse.

 

 

“Yo querría que Bonadio me mandara a buscar a mi casa, ¡Por Dios! Quiero ir, ampliar todo esto, no tengo problemas, ahora me voy a tomar un plato de sopa”, había dicho Oyarbide en diálogo con Radio 10.

Además, blanqueó abiertamente quiénes lo presionaron para que volteara la causa por enriquecimiento ilícito contra Néstor y Cristina: “Yo mencioné que para la obtención de aquella famosa resolución de enriquecimiento ilícito hablé con Javier Fernández y con Jaime Stiuso”. Y agregó: “En realidad ellos eran empleados de una personas que era sí de quien emanaban todas las responsabilidades y es la persona que falleció, el ex esposo de la Presidenta”.

“Yo sobreseí en base a todo lo que me dijeron. Había que hacerlo. Y así fue que transcurrió. Esa era la pura verdad. Fue el mismo fin de semana que él se murió, ¡mirá qué desgracia!”, completó.