LOS CUADERNOS K

Javier Fernández, sindicado como operador judicial K, se desmarca del escándalo

Al revés de otros imputados, desmintió cualquier participación en la recepción o entrega de dinero negro. Duda sobre la veracidad de las anotaciones del chofer Centeno.

“En su declaración indagatoria, el doctor Fernández negó los cargos y dijo que no recibió ningún bolso ni dinero espúreo”, dijo Domingo Montanaro, abogado de Javier Fernández, el hombre sindicato como el “operador judicial” del kirchnerismo durante gran parte de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

 

Beneficiado con la eximición de prisión tras prestar declaración indagatoria, el también miembro de la Auditoría General de la Nación sostuvo, dijo su abogado, que “en 2011, tras el atentado que sufrió contra su vida, decidió trabajar en su domicilio, con excepción de sus salidas para concurrir a la Auditoría”. 

 

El letrado calificó de “reclusión franciscana” la situación de su defendido desde esa fecha y recordó que en 2014, tras la presentación de un proyecto de reforma judicial, se distanció del gobierno de Cristina Kirchner.

 

Montanaro dijo no saber, en declaraciones realizadas este domingo al programa Toma y Daca de Radio Cooperativa, “porqué (el ex chofer Oscar) Centeno anotó (en sus cuadernos) que Fernández recibió dinero en tres ocasiones, entre 2003 y 2015”.

 

“Tener el cuaderno original nos permitirá evaluar si fue escrito de una sola vez, o con distintos elementos o con distinto puño. Tenemos presunción o duda de que haya sido escrito ex profeso con algunos datos ciertos y otros falsos. En el caso de las personas que reconocen esos datos, los delitos quedan probados, pero para los que no lo hacen, esos escritos deben ser probados”, dijo el defensor.

 

“La aparición efectiva de los cuadernos va a permitir realiza pericias”, añadió.

 

Montanaro atribuyó las acusaciones contra su cliente en que “puede haber algún tipo de venganza personal o la intención de involucrarlo en algún tipo de escándalo nacional para forzar su renuncia a la AGN, para que no pueda terminar su tercer mandato”, aunque no señaló a ningún sector en particular.

 

El abogado recordó en ese sentido el mencionado atentado, sobre cuyo móvil la Justicia no pudo echar luz, aseveró.

 

Asimismo, cuestionó como “raro” el origen de la causa de los cuadernos, desde “la llegada de los cuadernos, a través de un policía, a un periodista (Diego Cabot, del diario La Nación) para que este  realice tareas de inteligencia sobre ellos, y que sus copias hayan llegado a un juzgado (el de Claudio Bonadio) sin que la causa haya sido sorteada”. 

 

“Todas las actividades están relacionadas con los servicios de inteligencia”, señaló Montanaro, citando diversos ejemplos internacionales.

 

movio macri: jaque a bullrich en buenos aires
Axel Kicillof

También te puede interesar