SUBTE PRO

Larreta desoye el fallo y no reabrirá la paritaria a los metrodelegados

Desde el Gobierno porteño confirmaron a Letra P que esperan que la Cámara revierta la medida del juez Gallardo. La “mesa” que coordina la estrategia contra el gremio de Pianelli y Segovia.

 

La administración porteña ya apeló la medida y espera un “gesto” de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario. Para ello, trabajan sin cansancio el ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, y el Procurador porteño, Gabriel Astarloa, habitúes de los pasillos de los tribunales porteños. El ex legislador conoce al dedillo el sistema legal y burocrático del subte merced a su trabajo parlamentario en la Ley N°4472, que reglamentó y reestructuró el servicio tras el traspaso de Nación a Ciudad.

 

En rigor, el larretismo confía en que el fallo de segunda instancia sea favorable a sus intereses y desconozca la determinación de Gallardo, viejo conocido del macrismo. En la Jefatura de Gobierno advierten que una decisión adversa de la Cámara podría embarrar el proceso de licitación del servicio, en un marco en donde las compañías extranjeras interesadas en la explotación miran de cerca el escenario sindical bajo tierra. Además, sostienen que la medida “es recusable” porque Gallardo no debería entender en temas laborales. El propio alcalde calificó al fallo como “ridículo”.

 

 

A pesar de que Gallardo reclama la reapertura de paritarias, Rodríguez Larreta entiende que la negociación culminó y el convenio colectivo es el rubricado con la UTA en abril. No habrá convocatoria al gremio que conducen Roberto “Beto” Pianelli y Néstor Segovia. “Nos volveremos a sentar en septiembre por la cláusula de revisión, pero siempre con la UTA”, subrayan en el Ejecutivo.

 

La Justicia porteña avaló el amparo de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) y puso dos condiciones a ambas partes: ordenó al Gobierno a que convoque a la mesa salarial y a los metrodelegados que se abstengan de tomar medidas de fuerza. Hace varios días que los metrodelegados priorizan el levantamiento de molinetes ante el paro en el servicio.

 

Para el gremio, hay un apoyo de los pasajeros y un respaldo al reclamo gremial. En tanto, el Gobierno sostiene que la ausencia de huelgas en el subte radica en que no existe tal acompañamiento y reina un “hartazgo” de los pasajeros. “Se dieron cuenta que la gente no apoya el paro y comenzar a levantar los molinetes, que perjudican a Metrovías y al propio Gobierno”, se quejan en Uspallata 3160.

 

Rodríguez Larreta se atiene al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que le quitó la personería gremial a metrodelegados, y continuará con la riña, que llegó a su pico máximo cuando el alcalde autorizó la represión en la Línea H que terminó con la detención de Segovia. Ese 22 de mayo se realizó el último paro en todas las líneas. El PRO sostiene que los metrodelegados “leyeron la reacción de la gente” y paros aleatorios y por pocas horas en vez de paralizar la totalidad del servicio.

 

 

 

Los metrodelegados no darán el brazo a torcer y continúan en busca de apoyo político y sindical. En los últimos días, la conducción del gremio se reunió con el dirigente de la CTEP Juan Grabois para recolectar apoyo de la Iglesia. Esperan un apoyo explícito del titular de la Pastoral Social, Carlos Accaputo.

 

Letra P reveló días atrás que Rodríguez Larreta no cuenta con una mesa chica de decisiones, sino que diversificó la gestión y la política en distintos espacios donde discute con funcionarios y dirigentes de su espacio. Además, el equipo del jefe de Gobierno monta "mesas específicas" que pueden durar un día o semanas. Tras la escalada del conflicto del subterráneo, el Ejecutivo porteño activó la "mesa subte", compuesta por funcionarios de distintas estructuras del Gabinete porteño.

 

Esta mesa se formó únicamente para atender el conflicto con los metrodelegados desde distintas aristas. Para el larretismo, la riña con el gremio que conducen Pianelli y Segovia se aborda desde un enfoque multidisciplinar: participan funcionarios vinculados a la economía, el sindicalismo y la Justicia. Por el momento, la mesa del subte se reúne una o dos veces por semana en oficinas del Gobierno o en Pizza Cero, búnker predilecto del alcalde.

 

La idea surgió del jefe de Gabinete, Felipe Miguel, de los primeros en tomar la palabra para brindar la versión oficial del Gobierno ante el tema. También, se sientan en esa mesa Martín Ocampo (ministro de Justicia y Seguridad), Franco Moccia (ministro de Desarrollo Urbano y Transporte), Ezequiel Jarvis (secretario de Trabajo), Eduardo De Montmollin (presidente de Sbase),  Marcelo Nachón (secretario de Medios) y Gabriel Astarloa (Procurador de la Ciudad). A veces, participa del convite el vicepresidente de Metrovías, Joaquín Acuña.

 

Patricia Bullrich
José Emilio Neder, senador Santiago del Estero.

También te puede interesar